Lubricantes Intimos o Vaginales Eroticos - Sexshop Boudoir

Lubricantes

Los Lubricantes hacen una gran función en nuestras relaciones sexuales, sobre todo cuando llegas a determinada edad, puede que aparezca una sequedad vaginal. Los geles lubricantes intimos, también son muy apropiados para el uso de juguetes eróticos, para lubricar, ya que estos, no llegan a lubricación necesaria para mantener una relaciones sexuales placenteras.

Lubricantes

Un acompañante infaltable en la habitación son los lubricantes, gracias a sus efectos deslizantes, que ofrecen un extra de hidratación. De esta manera, millones de parejas pueden disfrutar sin problemas de la intimidad.

Precisamente, en esta categoría contamos con diferentes tipos de lubricantes para ofrecer una experiencia totalmente placentera y satisfactoria.

Ya sea a base de silicona, específicos para la zona del ano o a base de agua, en nuestra tienda erótica los encontrarás todos.

¿Qué es un lubricante erótico?

La lubricación es un factor de gran importancia dentro de toda relación sexual, especialmente a la hora de practicar nuevas formas de sexo y posturas.

Por lo general, nuestro organismo cumple con la función de generar esta clase de fluidos -lubricación- en momentos donde se incrementa el deseo sexual. Sin embargo, en muchos casos esto no es suficiente, por lo que es necesario aplicar lubricantes para obtener un extra de hidratación y con ello un deslizamiento que brindará mayor placer al momento de la penetración.

¿Es necesario aplicar lubricante?

Muchas veces nuestro cuerpo no genera los fluidos necesarios para hacer de la penetración una experiencia satisfactoria. En diversas ocasiones, la fricción por falta de lubricación puede generar incomodidad y, en los casos más extremos heridas o desgarros según el nivel de intensidad en la penetración así como el volumen del pene.

En cambio, cuando hablamos de prácticas anales, debemos tener en cuenta que la zona anal no produce fluidos para lubricar el área. Por lo tanto, es sumamente necesaria la aplicación de un lubricante para hacer del sexo anal placentero y menos doloroso.

De igual manera, se debe tomar en cuenta el siguiente hecho: Del mismo modo en que existen diferentes prácticas sexuales, se han dado a conocer numerosas clases de lubricantes, con diferentes componentes y formados indicados para las diferentes formas de sexo en particular.

Así pues, más allá de agregar ese extra de hidratación, estos productos pueden ofrecer diferentes características que te brindarán una experiencia sensacional durante tus relaciones.

¿Qué tipos de lubricantes existen?

Dependiendo de la práctica sexual a realizar y gustos, encontrarás los siguientes tipos de lubricantes:

Lubricantes de silicona

Son una buena opción para aquellos que desean hacer de la penetración una sensación más agradable. Es el favorito para practicar sesiones larga de sexo gracias a características como:

- No es pegajoso

- No es absorbido por la piel 

- Tiene un tiempo de duración largo 

- Es una buena opción para ser usado con condones, aunque contiene muchos químicos que causan alergias.

Por esta razón, se debe tener en cuenta que al aplicar esta clase de lubricantes en la zona íntima pueden causar irritación, ardor y picor. De modo que, lo ideal es realizar una prueba primero en un lugar visible, como la piel del antebrazo; esto para ver cómo actúa en el tejido subcutáneo.

Lubricante a base de agua

Aclamados como la mejor clase de lubricantes por muchos usuarios. Esto a pesar de presentar una consistencia más espesa que otros lubricantes con otras formulaciones, como la silicona.

 Este producto se caracteriza por:

- No manchar

- Ser hipoalergénico

- No causar irritación 

- Se puede utilizar sin problemas con preservativos.

De hecho, la composición de los lubricantes a base de agua es muy similar a la mucosidad natural de la mujer, razón por la cual son aclamados por muchas parejas. Sin embargo, el punto débil este producto es que no es resistente al agua, es decir, si deseas practicar sexo en la bañera, piscina o ducha, esta no es tu mejor opción.

Cuidados

Los lubricantes íntimos pueden (y deben) ser usados para disfrutar de una mejor sesión de placer. No obstante, como todo producto, se debe prestar atención a la información de la etiqueta para que el uso no perjudique tu salud. 

Para ello, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos antes de adquirir un lubricante:

Elegir siempre productos específicos para la zona íntima: La región íntima es sensible y tiene un pH diferente al de otras áreas del cuerpo. Por lo tanto, lo ideal es siempre comprar lubricantes o aceites específicos para esta región. 

Tener cuidado con el tipo de lubricante a elegir: Los lubricantes a base de agua pueden ser usados sin temor, ya que no causan alergia; además, su composición no es reactiva con el látex del preservativo. En cambio, los lubricantes con base de silicona tienen una consistencia más densa que los productos a base de agua, siendo más complicados de limpiar y puede manchar los tejidos de la ropa y las sábanas.

Probar varios lubricantes íntimos: Los lubricantes son productos como cualquier otro. Así que el consejo para encontrar los que más te gustan es probar con  varios. 

En resumen, la zona íntima es sensible y requiere cuidados antes de usar cualquier producto, aunque sean adecuados para estas áreas. 

Para todos los gustos

Una vez clara la importancia de los lubricantes para disfrutar del sexo, es necesario tener claro qué clase de lubricante será el indicado para realizar ciertas prácticas.

Más allá de la composición, existen productos con muchas más características y formatos -en gel, crema, entre otros-, ya sean lubricantes de:

- Efecto retardante

- Para el ano

- Vigorizantes

- Sabores

- Comestibles

Atrévete a experimentar con las diferentes clases de lubricantes que nuestra tienda puede ofrecer y encuentra el que mejor se adapte a tus gustos y prácticas, ya sea para la masturbación, sexo vaginal, anal u oral.