Lubricantes Intimos Anales - Sexshop Boudoir

Lubricacion anal

Si estás pensado en probar el sexo anal debes conocer la importancia de los lubricantes anales en esta vertiente del sexo, sobre todo al principio, cuando uno está más nervioso. Los lubricantes son un buen estimulante que ayudan en la penetración y hacen que la relación resulte más placentera.

Comprar Lubricación anal

El sexo anal se ha convertido en una práctica popular entre muchas parejas a lo largo de los años, por lo que es común encontrar una gran cantidad de productos indicados exclusivamente para ello.

El ano es una zona que no puede generar su propia lubricación natural, a diferencia de la vagina, por lo tanto es necesario contar con un lubricante que te permita estimular dicha área y así disfrutar de una sesión extraordinaria. 

Dentro de nuestra sección Lubricación anal hallarás el producto ideal para ofrecer ese toque deslizante sin dolor alguno necesario en toda relación sexual. Además, contamos con lubricantes con componentes y características relajantes o extra deslizantes para asegurarte una velada placentera.

¿Qué es un lubricante anal?

Fabricados exclusivamente para suplir la lubricación natural, los lubricantes anales son un complemento infaltable dentro de cualquier relación, especialmente si se trata de una primera vez. 

El papel de este tipo de productos es primordial a la hora de estimular el ano, pues están fabricados exclusivamente para ofrecer la suavidad y deslizamiento necesario para el momento de la penetración.

Lo mismo ocurre al momento de incorporar diferentes juguetes sexuales indicados para esta área, como las joyas anales, dildos de gran volumen o plugs anales. Para cualquiera de estas prácticas, en nuestra tienda erótica hallarás los lubricantes anales ideales.

¿Cómo funciona un lubricante anal?

Existe una amplia cantidad de productos exclusivos para hacer del sexo anal una práctica íntima sin dolor y segura. Por lo tanto, los lubricantes anales pueden estar dirigidos específicamente para 

1- Actuar como un relajante anal, gracias a propiedades que permiten adormecer o dilatar el ano. Su función varía según los gustos de la pareja o usuario.

2- Funcionar como un lubricante tradicional, al eliminar la fricción, aportar lubricación y aumentar la flexibilidad de la piel para hacer de la penetración más placentera y fácil.

Independientemente del que escojas, ambas clases de lubricantes cumplen al pie de la letra con su función: Hacer de la penetración una experiencia placentera y cómoda.

Tipos de lubricantes anales

En el sexo vaginal, es común usar lubricantes para completar los fluidos vaginales y obtener un buen deslizamiento. Sin embargo, en el sexo anal la lubricación natural no existe, por lo que es primordial contar con un buen lubricante, de lo contrario, la penetración podría ser muy dolorosa e incómoda.

Como respuesta, dentro de nuestro catálogo hallarás diferentes opciones y formatos para hacer del sexo anal una práctica placentera y segura en millones de parejas.

Entre estas alternativas se encuentran:

- Lubricantes indicados en el uso de juguetes insertables -como plugs, joyas, entre otros- y penetraciones voluminosas.

- Lubricantes a base de silicona, agua u oleosos, de acuerdo a los diferentes gustos.

- Con efectos de calor o frío, para disfrutar de una sesión atrevida

- Con efectos relajantes, dilatadores o retardantes, un complemento perfecto para hacer de tus sesiones más intensas y prolongadas.

- Lubricantes en spray, gel o tipo bálsamo, disponibles para añadir comodidad a los usuarios

A pesar de ello, los lubricantes pueden ser usados sin problemas tanto para el sexo anal como el vaginal. No obstante, para el sexo anal es más aconsejable la aplicación de lubricantes a base de silicona, pues poseen una duración mucho más prolongada. En lo que respecta a sexo vaginal, la mejor recomendación es un lubricante a base de agua, que imita a la perfección la lubricación de la vagina.

Independientemente de la práctica sexual a realizar, la compañía de un buen lubricante no está de más.