Filtrar por

Precio

Precio

  • 6,00 € - 34,00 €

Marca

Marca

Preservativos y Condones Para Sexo Anal - Sexshop Boudoir

Gay

Preservativos para Gay son para cuando buscas el mejor sexo anal, aquel que te haga llegar al orgasmo más intenso, quieres divertirte, pasarlo bien y que nada rompa el momento.

Ten a mano un buen condón anal para la gran ocasión.

Filtros activos

Gay

Existen diferentes clases de condones en el mercado, ya sea para sexo vaginal, oral u anal. Precisamente para este último contamos con una serie de productos que permiten disfrutar de una sesión placentera y totalmente segura.

Sabemos que muchas personas de la comunidad gay desean mantener una vida sexual activa y segura, por lo que en nuestra sección encontrarán condones exclusivos para sexo anal de excelente calidad, gracias a marcas como Saninex.

¿Qué es un condón para sexo anal?

Se trata de los preservativos comunes, fabricados con látex natural y usados tanto para el sexo vaginal como anal. Asimismo, pueden presentar diferentes sabores, texturas, entre otros.

Por otra parte, existen los condones internos que, al igual que los preservativos masculinos protegen contra las ETS. Sin embargo, presentan dos diferencias en particular:

1- A la hora de hacer uso de ellos no se colocan en el pene, sino dentro del ano -o vagina, en el caso de la mujer- para proteger el área anal de las ETS.

2- Están fabricados con nitrilo, un material más grueso que el látex.

Se conocen principalmente como condones femeninos, aunque los individuos de ambos géneros lo pueden usar.

¿Cómo funcionan?

Los preservativos internos se encargan de proteger el interior del ano al cubrirlo, evitando cualquier contacto con el seme, piel o líquido preeyaculaoria que pueda contagiar de alguna ETS al individuo.

A pesar de estar lubricados, se pueden utilizar con cualquier lubricante, lo que puede facilitar aún más una sesión de sexo anal al ofrecer mayor hidratación y deslizamiento.

Beneficios 

Los preservativos para sexo anal, pueden ofrecer una serie de ventajas, entre ellas:

Permite mantener una relación sexual segura

Pueden ser insertados por ambos individuos, creando un juego sexual excitante.

A diferencia del preservativo masculino, puede colocarse hasta ocho horas antes de la relación

Permanece en su lugar con o sin el pene erecto





Sin embargo, esta clase de condón también presenta ciertas desventajas, como:

1- Al igual que el preservativo masculino, es para un uso único. 

2- El pene puede resbalar infligiendo una pausa en las relaciones sexuales.

3- Puede causar irritación en el pene o el ano.

Cuidados a tomar en cuenta

A la hora de hacer uso de un condón para sexo anal, es necesario:

- Almacenar lejos del calor, en un lugar fresco y seco.

- Mantener el paquete intacto

- No usar de forma anticuada

- Evitar las uñas largas u objetos punzantes que puedan romperlo.

- Observar si existen signos de envejecimiento como: fragilidad, viscosidad y decoloración.

- Si el pene se inserta fuera de la bolsa del condón o si el anillo externo se desliza dentro del ano, el acto se debe detener para retirar el condón.

 ¿Cómo usar un condón interno en el sexo anal?

La mejor manera de colocar un condón interno en el ano es mediante los juegos previos.

Para su uso en el ano, algunas personas retiran el anillo interno (el más pequeño) antes de la inserción. Sin embargo, esto debe evitarse pues una vez que el anillo interior es removido, las posibilidades de ruptura o rotura del anillo interior aumentan.

Por lo tanto, antes de iniciar es recomendable:

1- Colocar lubricante en el condón y alrededor de la abertura anal, antes de la inserción.

2- Colocar el lado sin lubricante en el pene o un vibrador. También se puede colocar con los dedos, en este caso, es necesario asegurarse de que las uñas sean muy cortas.

3- En el caso de insertarlo con tu propio dedo, debes colocar tu dedo índice dentro del condón hasta que puedas sentir la parte inferior del anillo interno.

4- Recuerda que el anillo exterior no debe ser insertado.

5- Empujar el condón interno en el recto tanto como sea posible, usando el anillo interno como guía. Si encuentras esta acción dificultosa, puedes levantar una pierna para ayudar. 

6- Para mantener el condón húmedo, puedes colocar más lubricante si lo consideras necesario para continuar el acto una vez introducido.

7- Como no depende de la erección del pene que esté en su lugar, a diferencia del condón masculino, el interior no necesita ser removido inmediatamente después de la eyaculación. 

Una vez terminado el acto. Para retirarlo, el anillo exterior debe ser retorcido para mantener el semen dentro y luego se debe extraer con suavidad.