Lubricantes Sexuales Monodosis - Sexshop Boudoir

Monodosis

Si lo que buscas son lubricantes en monodosis, esta sección es lo que andabas buscando, fáciles de llevar ya que caben en cualquier bolsillo. Abrir y aplicar, la dosis justa que necesitas en cada uso.

Comprar Lubricante en Monodosis

Cuando hablamos de formatos de monodosis, nos referimos al tipo de lubricante que cuentan con la cantidad necesaria de producto para hacer de cada sesión la más placentera.

Al optar por estos lubricantes, el almacenamiento y transporte del producto no será problema. Como resultado, muchas personas acuden a este tipo de formado para llevarlos en la cartera o bolso en casos inesperados donde sea necesario el uso del lubricante.

Por lo tanto, si buscas una opción práctica, sencilla de almacenar, con un precio asequible y con la cantidad justa para tus encuentros sexuales, los lubricantes monodosis son la opción ideal para ti.

Un formato único y asequible

Nuestros lubricantes monodosis son perfectos para aquellas parejas que desean contar con la dosis exacta de lubricantes y así, dar a sus relaciones íntimas el toque extra de deslizamiento siempre necesario.

La única diferencia entre un lubricante convencional es el formato, por lo que estos productos se encargan de -igualmente- ayudar a los millones de mujeres que sufren durante sus relaciones sexuales a causa de la falta de lubricación vaginal.

Nuestros lubricantes cumplen satisfactoriamente esta función, al brindar ese toque de suavidad, alivio e hidratación.

Cuidados

Los lubricantes monodosis son compatibles con el pH vaginal, por lo que no causan ninguna clase de malos olores o infecciones, pues están centrados en hidratar dicha área para ofrecer una penetración cómoda y placentera.

No obstante, a la hora de optar por este producto es necesario tomar en cuenta una serie de precauciones:

- Los lubricantes monodosis -y de cualquier otra clase- deben almacenarse en un lugar seco, lejos de la luz solar y a temperatura ambiente.

- Es aconsejable usar el folleto interior con el que vienen para tener en cuenta durante futuras compras.

- Se debe evitar a toda costa el contacto con los ojos.

- En el caso de sentir irritación, se debe interrumpir su aplicación y acudir a un médico.

- Existen ciertos lubricantes que pueden reducir la movilidad de los espermatozoides durante su uso. Por lo tanto, si buscas concebir deberás conversar con tu ginecólogo antes de aplicar esta clase de productos.

¿Cómo usar un lubricante monodosis?

Por norma general, su aplicación es igual a la de un lubricante convencional. Sin embargo, si tiene problemas para aplicarlo es recomendable que:

- Muchas veces se trata de presentaciones sobres, los cuales señalan el lado por el cual deben ser abiertos. Sin embargo, en el caso de tratarse de un aplicador, lo ideal es retirarlo al tomar el extremo más ancho entre los dedos y colocarlo boca abajo. Una vez en esta posición, debes agitarlo hasta que el producto salga por el aplicador.

- Se debe retirar el tapón -si posee alguno- y luego introducir la cánula en el interior de la zona íntima hasta el fondo sin causar molestias. Una vez listo este paso, se debe presionar para que el producto pueda salir.

- Después, la cánula se debe retirar y desechar inmediatamente. Recuerda que cada aplicador cuenta con el gel indicado para un uso único, por lo que no puede ser reutilizado. En el caso de que queden restos de producto, igual deberán ser eliminados.

Disfruta de grandes porciones de placer con nuestros lubricantes monodosis.