BDSM Metal Hard Jaula Anillo Castidad Device

BDSM / Jaulas Anillo Castidad

Dentro del mundo BDSM, existe un accesorio especialmente dedicado a los hombres que les permite disfrutar del sometimiento por parte de sus amos.

La castidad masculina se basa en la reprensión de los instintos sexuales al encerrar el pene dentro de una jaula, la cual está diseñada para evitar las erecciones comletas y posteriormente usar el miembro en el sexo..

La castidad, una práctica intensa

En el BDSM esta clase de práctica relacionada con la represión de los instintos sexuales tiende a ser un tanto común. Aquí, el sumiso está a total merced del amo, quien puede imponer la castidad -por medio de las jaulas para pene-, humillar o infligir dolor; siempre y cuando hayan estipulado previamente normas de seguridad.

En esta clase de juegos, la estética suele ser un elemento muy característico, donde los accesorios fetish tienen gran protagonismo, entre ellos: latex, fustas, cuero, entre otros.

Las jaulas para pene

El mayor representante dentro de la castidad masculina, son las jaulas para pene, encargadas de evitar erecciones y relaciones sexuales de quien la posee.

Los tamaños y diseños de estas jaulas varían. Sin embargo, los modelos más populares son aquellos fabricados de policarbonato y metal, ya que se adaptan con gran comodidad dentro del pene y permite llevarlo unas cuantas horas al día.

La llave y el amo

En el momento en que el sumiso lleva puesta su jaula de castidad, le es imposible tener una erección y por lo tanto, llegar el orgasmo. Por ello, quien puede liberarlo de tal tensión sexual es quien posee la llave.

Puede que a muchos hombres les cause desconfianza esta clase de práctica, pero en realidad puede brindar gran placer. Existen hombres que sienten excitación y satisfacción al ser enjaulados y privados del placer sexual en esta clase de juegos de sometimiento.

 

Además,  puede generar beneficios entre los participantes de esta clase de prácticas, como mejorar la relacion del amo y su sumiso al permitir los castigos y sometimiento, donde al sumiso se le es negado el sexo y por ende llegar al clímax.

 

¿Estás preparado para reprimir tus deseos sexuales y disfrutar de una nueva práctica?