Explora nuevos placeres.

EXPLORA

Deja a un lado la rutina y ve más allá en tus juegos sexuales dando rienda suelta a tus fantasías.

 

En esta sección te animamos a explorar nuevas sensaciones y a ampliar tus horizontes de placer. Aquí encontrarás objetos relacionados con el BDSM y el fetichismo. Los juguetes del Bondage y Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y Masoquismo, y todo lo relacionado con el Fetish, te pueden ayudar a acabar con la rutina y desatar toda tu imaginación.

 

Puede que tu referencia más reciente sobre el BDSM sean los libros y las películas de 50 sombras de Grey, muy populares en los últimos tiempos. Pero como cualquier conocedor de este mundo te confirmará, poco tiene que ver la fantasía literaria con la realidad. ¿Te atreves a explorar una nueva dimensión de placer?

Atrévete a explorar nuevos límites, descubrirás sensaciones que no conocías. Puede que haya zonas de tu cuerpo que todavía no conoces. ¿No te lo crees? En cuanto empieces a probar los artículos de esta categoría de juguetes sexuales te sorprenderás con las respuestas de tu anatomía.

 

Sin saberlo, muchas veces incluimos sin ser del todo conscientes juegos de dominación en nuestras relaciones sexuales. Una simple venda para los ojos multiplica por mil las sensaciones de nuestras piel y, al mismo tiempo, nos deja en manos de la otra persona.

 

Pero, para empezar con buen pie, es necesario aclarar conceptos y dar unos cuantos consejos. En primer lugar: ¿qué significan las siglas BDSM? Estas siglas hacen referencia a seis prácticas sexuales diferentes: Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo.

 

BONDAGE: Término de origen francés, se basa en el uso de técnicas de inmovilización.

DISCIPLINA: Hace referencia a las normas y hábitos a las que se tiene que adaptar la persona que desempeña el papel de sumiso. Puede incluir castigos.

DOMINACIÓN: Son las técnicas que asume quien toma el control ante la parte sumisa.

SUMISIÓN: Aquella persona que se deja llevar acatando las reglas y normas del dominante. Siempre ejerce este rol desde la total libertad durante la sesión de placer.

SADISMO: Conjunto de técnicas que permiten sentir placer al infligir dolor físico o psíquico al otro.

MASOQUISMO: Parte en la que se obtiene el placer mediante el dolor propio, también puede ser psíquico o físico.

 

Mediantes estas prácticas sexuales se intenta cruzar la delgada línea que separa el dolor del placer, así como la exploración de la excitación que producen el poder y el control.

Por esta razón, nos encontramos con juegos sexuales en los que prima la confianza y el conocimiento mutuos, así como una comunicación clara que parte de una serie de normas establecidas y consensuadas previamente. Hay diferentes intensidades y límites que deben ser conocidos y respetados por todas las partes implicadas en el juego para garantizar el placer y disfrute de todos. Incluso, se recomienda ponerlo todo por escrito para mayor seguridad. Es importante tomarse en serio estas consideraciones y ampliar los límites de forma progresiva, ya que si se hace mal se puede pasar un mal rato.

 

Dentro del mundo del BDSM se alerta de aquellas personas maltratadoras que se esconden detrás de la figura del dominante para aprovecharse de todo aquel que se inicia en este mundo. Es importante no olvidar que la figura del dominante no se basa en mandar u obligar, exigiendo obediencia desde un inicio sin haber consensuado unos límites y normas. No hay Dominación sin consentimiento del Sumiso. La otra cara de la moneda se encuentra en aquellas personas que se ponen en el papel del sumiso pero llegan a obsesionarse con la relación exigiendo atención constante.

 

Una de las partes más importantes del BDSM, y que toda persona que dice practicarlo debe hablar, es lo que ocurre después de las sesiones. Es lo que se conoce como el After Care. En el Afte Care o Mimos de Después florece la complicidad creada entre los participantes de forma mágica. Y puede ir desde las caricias y besos hasta largas conversaciones. Es una forma de reconocer a las personas tóxicas de las que debemos huir: si no se habla en ningún momento del After Care cuando se están estableciendo las bases de la relación mejor no empezar.

 

Si quieres introducirte en este mundo, es aconsejable que busques información en grupos de BDSM y a alguien que ya forme parte del grupo para que te guíe y te aconseje. También te recomendamos que te informes y leas libros que expliquen la filosofía del BDSM, pero libros que vayan más allá que las 50 Sombras.

 

Para finalizar, en nuestra sección de Explora podrás encontrar todos los complementos para disfrutar del BDSM. Desde máscaras, accesorios de Bondage (esposas, cuerdas), collares, accesorios de metal y cuero, dilatadores, jaulas y anillos de castidad, fustas y palas, mordazas o plumas, o juguetes que emiten descargas eléctricas. Todo en diferentes grados para que puedas encontrar tu juguete perfecto según tus propios límites.