Comprar Bolas Chinas, Bolas Ben Wa o Bolas Geisha

Bolas Chinas

Las bolas Ben Wa o bolas chinas son para ejercitar el suelo pélvico para fortalecerlo, por lo general son dos bolas bastante ligeras unidas por un cordón que se introducen en la vagina o en el ano.

¿A qué esperas a tener tus bolas geisha para tener más placer en el orgasmo?

Comprar Bolas Chinas

Cuando hablamos de bolas chinas o Ben Wa, nos referimos a las mejores compañeras para aquellas mujeres que desean ejercitar los músculos de su suelo pélvico.

Su uso no implica un gran problema, pues presentan un mecanismo sencillo: poseen en su interior una bola que choca y se mueve con las paredes de la bola exterior a través de los movimientos realizados por el cuerpo cuando se camina o realizan ejercicios de contracciones -o de Kegel-.

Cuando realizan estas pequeñas vibraciones, las mujeres fortalecen la musculatura de la pelvis y sienten placer.

¿Qué son las bolas chinas?

Se trata de un conjunto de 2 bolas pequeñas que se encuentran unidas gracias a un cordón. Estas bolas presentan en su interior otras bolitas mucho más pequeñas que pueden vibrar y moverse en el interior con ayuda de ejercicios de contracción, o simplemente por los movimientos del cuerpo mismo. 

Con esto, las bolitas que se encuentran dentro de las bolas grandes chocan, haciendo que los músculos del suelo pélvico trabajen y de esta manera, se fortalezcan sus músculos.

Este proceso es posible debido a que las bolas, al estar dentro de la vagina, hacen que los músculos del suelo pélvico se contraigan para evitar que salgan del cuerpo -debido a su persona-.

Su verdadero objetivo 

Existe una amplia población de mujeres que no pueden llegar al clímax mediante la penetración vaginal, por lo que suele ser necesaria la estimulación del clítoris para lograrlo. Precisamente en estos casos, las bolas chinas ejercen un papel protagónico.

En términos generales, las bolas chinas no se consideran un complemento indicado para la estimulación femenina, como los consoladores u otros juguetes, por ejemplo. Esto a pesar de generar sensaciones agradables en la mujer al ser introducidas en ella y realizar movimientos.

El verdadero potencial sexual de estos objetos cuando hablamos de dar placer, radica en los resultados que pueden generar a largo plazo: Un mayor control de la relajación y contracción del suelo pélvico para brindar orgamos intensos y el incremento de la sensibilidad en la zona íntima.

Así pues, suena prudente señalar que el objetivo principal de las bolas Ben Wa es mejorar la salud sexual y el placer de manera indirecta a largo plazo.

Cuidados

Para iniciar en el mundo de las bolas chinas, lo más recomendable es:

- Lo ideal es iniciar una con la bola más grande y fácil de sostener, especialmente debido a la musculatura, en el caso de que seas principiante, pues los músculos se encuentran débiles. Una vez acostumbrado el suelo pélvico al peso, puedes pasar a dos bolas unidas, las cuales pesan más.

- Después en la última fase, siendo ya experta, puedes pasar a las bolas más estrechas y pesadas. La ventaja es que el suelo pélvico es fácil de “entrenar”, por lo que pasarás de una fase a otra con rapidez.

Antes del primer uso, es de suma importancia esterilizar las bolas sumergiéndolas en agua caliente durante 10 minutos. Asimismo, recuerda siempre lavarlas con agua y jabón neutro antes de introducirlas en la vagina, teniendo cuidado de que las manos también estén limpias. 

Para almacenarlos, lo ideal es buscar una bolsa de tela que los aísle de la posible suciedad del exterior.

¿Cómo usarlas correctamente?

La manera correcta de usar las bolas Ben Wa es muy sencilla. Entre el procedimiento a seguir se pueden destacar los siguientes pasos:

- Deberás colocar un poco de lubricante en el extremo superior de la primera bola e introducirlas en la vagina, realizando la posición más cómoda según tu convicción. Puede que al inicio te parezcan muy grandes, pero lograrás insertarlas sin problema alguno.

- Tienen que estar posicionadas detrás del músculo. Una vez que te levantes, la gravedad hará de las suyas, por lo que las bolas intentarán caer. Esto hará que la mujer, de manera inconsciente, contraiga los músculos para evitar que caigan y así estará “ejercitando” el suelo pélvico.

- En el caso de no poder con ellos, podrás realizar los ejercicios acostada sin problema alguno. En tu espalda, deberás tirar del cordón de extracción con la mano y contrayendo los músculos del suelo pélvico, evitando que las bolas salgan.

Se trata de una lucha contigo misma que te permitirá fortalecer el músculo hasta que puedas aguantar los ejercicios y el peso sin problemas.

¿Por cuánto tiempo se deben usar? 

Lo ideal es hacerlo progresivamente, iniciando por caminar con las bolas puestas durante 15 minutos en las primeras 2 semanas de uso y luego ir incrementando el tiempo a 30 minutos.

En el caso de sentir molestias a los días siguientes, deberás parar tus ejercicios durante unos días.

En cuanto a la frecuencia de uso, se pueden utilizar casi todos los días durante 3 o 4 meses. Una vez alcanzado este tiempo, no las necesitarás por muchos días.

Con las bolas chinas, la salud sexual y la diversión se unen para brindarte el placer que tu cuerpo necesitaba.