Comprar Bolas Thailandesas o Bolas Anales

Bolas Thailandesas

Las bolas thailandesas son perfectas para iniciarse en la estimulación anal, descubre el placer de las bolas tailandesas en el momento de los orgasmos extráelas una a una.

¿A qué esperas a divertirte con las bolas anales?

Comprar Bolas Thailandesas

Las bolas tailandesas, conocidas también como bolas anales, son bolas que se usan para estimular el ano, permitiendo a las personas de cualquier sexo disfrutar de una experiencia anal de primera.

Se diferencian de las bolas chinas para ejercicios de fortalecimiento pélvico porque su diseño está indicado explusicamente para la estimulación de la zona anal. Como resultado, son bolas que presentan un tamaño de menor a mayor, de manera gradual, esto con el fin de ofrecer una experiencia placentera progresiva, facilitando su introducción en el ano

En la actualidad, es común encontrar a las bolas thailandesas entre los juguetes xxx más buscados, gracias a aquellos que desean disfrutar de la experiencia placentera que solo el sexo anal puede ofrecer.

¿Qué son las bolas tailandesas?

Se trata de un conjunto de bolas fabricadas comúnmente con silicona que están unidas de menor a mayor tamaño. Se introducen en el ano para causar excitación, ya que realizan movimientos en el interior para proporcionar un placentero masaje y así incrementar el orgasmo.

Independientemente del género o del nivel de experiencia en el área del sexo, las bolas thailandesas son ideales para aquellas personas libres de prejuicios y que buscan nuevas maneras de disfrutar placer en sus encuentros sexuales.

En general, son una alternativa especial para aquellos que desean estimular la zona anal durante sus encuentros íntimos.

¿Cómo es una bola thailandesa?

Las bolas tailandesas reciben su nombre como producto del país donde se originaron. Se trata de un dispositivo con una estructura prácticamente idéntica al de las conocidas bolas chinas: Una cadena de bolas de diferentes tamaños unidas que se pueden introducir en el ano y extraer con un movimiento veloz al tirar de una anilla.

Son el complemento perfecto para explorar el mundo del sexo anal y el placer que este puede proporcionar, especialmente para aquellos principiantes en el área. Más allá de las joyas anales, consoladores y masajeadores anales, las bolas tailandesas brindan la estimación anal perfecta para ofrecer sensaciones placenteras de una manera muy especial.

¿Cómo utilizarlas?

Las bolas anales son el juguete ideal tanto para el público femenino como masculino, por lo que su uso no depende del género.

En general, las bolas tailandesas se utilizan de la siguiente manera:

- Deberás introducirlas en la zona anal con ayuda de lubricante y realizando suaves movimientos ondulantes para facilitar su implantación.

- Notarás que se ubican en la posición perfecta cuando te encuentres en el límite de inserción, es decir, una anilla ubicada fuera del ano y que tiene la función de servir como apoyo para tirar de ella cuando llegue el momento indicado.

- El momento llega unos segundos antes de tocar el orgasmo, cuando el cuerpo se siente tenso y a punto de dejarse llevar por un intenso clímax. Específicamente en ese momento, deberás tirar de la anilla para retirar completamente las bolas y así, lograr un orgasmo inolvidable.

Lo mejor de las bolas tailandesas es que no presentan porosidad, siendo muy seguras a nivel higiénico. Además, mantienen a la perfección el lubricante en su superficie, sin que se evapore o absorba.

De igual manera, se caracterizan por mantener muy bien la temperatura del organismo. Por lo tanto, si decides enfriarlas en el congelador o calentarlas con agua caliente justo antes de la inserción, dicha temperatura se mantendrá. Lo cual es perfecto para causar un clímax único.

Diseños

La mayoría de las bolas anales poseen prácticamente el mismo modo de empleo. Sin embargo, es común encontrar variedades de materiales y diseños de fabricación.

El modelo tradicional está compuesto por bolas a base de silicona, las cuales presentan un tamaño de aproximadamente 30 mm de diámetro.  

Por su parte, el peso de la cadena que conecta las bolas suele depender de su longitud. Por ejemplo, en aquellas cadenas que cuentan con más de 2 o 3 bolas, el peso suele ser repartido de manera equitativa entre todas ellas. Sin embargo, existen casos en los que las bolas ubicadas en el extremo superior son un poco más anchas que las posicionadas en la base, esto con la finalidad de facilitar su introducción en el ano.

En términos generales, el uso de las bolas thailandesas es simple y sin producir efectos secundarios, por lo que son la mejor opción para crear un momento placentero en pareja.