Sexo con cuerdas? Te enseñamos todo lo que necesitas saber sobre cómo atar a una persona con cuerdas a la hora de tener sexo

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 8203

En el mundo del sexo y el placer definitivamente no hay límites. Y al momento de satisfacer los deseos más profundo de nuestra mente, la imaginación vuela cuando de sexo y momento eróticos se trata.

Ahora bien, lo primero que debemos despojarnos en este momento es de los tabúes mentales, y comenzar a abrirnos a nuevas experiencias que nos saquen definitivamente de esa rutina que muchas veces puede llegar a arruinar los mejores momentos de placer.

Y aunque las posiciones eróticas del kamasutra son increíblemente efectivas, también podemos añadir otros accesorios que nos aportan un extra de placer, y que sin dudas debemos experimentar para sentir cosas absolutamente fantásticas, logrando el clímax de una forma diferente y llena de una extraordinaria pasión desenfrenada.

Es por eso que hoy te vamos a invitar a experimentar el sexo con cuerdas, mediante ataduras sensuales que te harán disfrutar de una forma diferente pero increíblemente placentera.

Además, te queremos enseñar cómo atar a una persona con cuerdas, y también con accesorios como corbatas, que te servirán para complacer a tu pareja en sus más oscuros deseos dominantes, y lograr orgasmos de ensueño.



¿Cómo iniciar la práctica del sexo con cuerdas?

Antes de enseñar cómo amarrar a un hombre a la cama, o cómo atar a una mujer, lo principal es la comunicación en pareja. Pues siempre debemos preguntar antes si ésta es realmente una fantasía para ambos, para que los dos logren disfrutar a plenitud.

No todas las personas están dispuestas a ser amarrados a la cama, o no todos están dispuestos a querer atar las manos de su pareja con una cuerda o corbata. Una vez logrado y aclarado este deseo sexual, comenzaremos por aprender cómo atar con cuerdas a una persona en la cama.

Por supuesto, existen distintos tipos de accesorios que sirven para atar a una persona. Como por ejemplo esposas, sexys cadenas, entre otros. Sin embargo, si el deseo surge como una idea espontánea, se puede improvisar con cuerdas sencillas de nylon o simplemente utilizar una corbata.

Luego, debes indagar bien el terreno y ver qué tipo de sumisión quieres utilizar. Pues existen diferentes maneras de cómo atar a una persona, pero si estás iniciándote dentro de este mundo, te recomendamos empezar de una forma sencilla.

Hoy te presentaremos 3 nudos sencillos que puedes poner en práctica para enseñarte cómo atar a una persona con cuerdas:



Nudo en espiral

Haciendo este sencillo nudo puedes aprender a cómo atar brazos, cómo atar piernas, o simplemente como atar a alguien con cuerdas, ya sea por una o por ambas extremidades. Sin dudas, para iniciarte en este arte, y aprender a cómo atar a una persona, el nudo en espiral te servirá gracias a su sencillez y efectividad.



Nudo Mariposa

Este es un nudo que te enseñará fácilmente como atar a una persona durante el sexo. Es sencillo de aprender, y lo mejor de todo es que no necesita de un extremo para amarrarse.

Al igual que el anterior, te servirá para enseñarte cómo atar manos, como atar piernas, como atar tobillos, y como atar muñecas. Igualmente, con él puedes aprender a cómo atar a una mujer, o como atar a un hombre.

Es excelente para iniciarse en la práctica de cómo atar manos con nudos sencillos. Además, no aprieta, y es ideal para aprender a cómo atar a una persona, sin que ésta se sienta atrapada o presionada.



Nudo Esposa

Este sin dudas es uno de los favoritos en la cama, gracias a su versatilidad. Sustituye a las esposas, y te enseñará fácilmente a cómo atar a una persona con cuerdas. Igualmente, con él aprenderás a cómo atar manos, a cómo atar brazos, a cómo atar piernas, y a cómo atar tobillos al mismo tiempo.

Otra forma de utilizarlo viene a ser al atar las 4 extremidades juntas, lo que te proporcionará mucho más poder de dominación y una experiencia placentera para los que les gustan los juegos eróticos.



3 Formas de atar a una mujer en la cama

Ya sea atar con cuerdas, o con diferentes accesorios como corbatas, esposas, o sensuales cadenas, a continuación te vamos a enseñar de una manera sencilla las 3 posiciones clásicas que te mostrarán 3 formas de atar a una mujer en la cama.



Clásico Vainilla

Cuando ves los accesorios, esta es la clásica forma de atar a una mujer para tener sexo pasional y desenfrenado. Con esta posición aprenderás a cómo atar a una mujer, y como atar manos, o simplemente como atar a una persona en la práctica del sexo con cuerdas.

Con una cuerda, debes atar ambas muñecas por detrás del cabecero de la cama, para luego comenzar a hacerle a tu chica lo que ella prefiera, o ponerte creativo y sorprenderla con un extraordinario oral, para que ella quede desbordante de placer.



Misionero Amarrado

La posición del misionero jamás había sido tan erótica desde que se puede disfrutar con una persona atada. Ésta posición básica te enseñará fácilmente una forma de atar a una mujer a la cama, para que disfruta en esta postura de sumisión.

Igualmente, podrás aprender a cómo atar brazos, cómo atar piernas, o atar manos con nudos como los que hemos explicado anteriormente, estando en la posición básica pero increíblemente placentera y novedosa con cuerdas.



El Arco Invertido

Ahora bien, si ya te sientes un poco más experto sobre cómo atar a una persona, y has aprendido las formas de atar a una mujer, prueba con esta posición para ellas, experimentando un grado más de placer y satisfacción.

Con la chica acostada boca abajo, atadas sus muñecas junto con los tobillos, el hombre se coloca en el espacio entre sus extremidades, para comenzar a penetrarla y hacerla llegar al clímax desde la sumisión.

De esta forma puedes aprender a cómo atar a una persona, como atar piernas, cómo atar manos, y cómo disfrutar al atar las manos con nudos sencillos y que no lastimen a tu pareja.



Como amarrar a un hombre en la cama para mayor disfrute

También se puede modificar un poco la cosa, probando siendo al chico el que se va a amarrar. Acá puedes practicar los nudos, a cómo atar a una persona con cuerdas, como amarrar las manos con una corbata si no tienes cuerda, y como amarrar a un hombre en la cama.

Puedes comenzar por atar manos con nudos al espaldar de la cama. A partir de allí, la chica es quien toma el control, y comienza a disfrutar de la sumisión de su chico, haciendo con su cuerpo todo un templo del disfrute.

Luego de que su miembro esté completamente erecto gracias a tus estimulaciones, comenzarás a sumergirte en él con las penetraciones a tu ritmo, haciéndolo vibrar del más puro placer.

Puedes probar también aprendiendo a cómo atar piernas para que tengas un mayor control de la situación. Por supuesto, siempre con mucha sensualidad, pues te aseguramos que él estará disfrutando completamente del panorama.

Igualmente, una vez que hayas aprendido a como amarrar un hombre en la cama, a cómo atar manos, a cómo atar pies, y a convertirte en su dominadora, puedes probar diferentes posiciones, ya sea de espalda o de frente, en las que ambos llegarán al clímax de una manera increíble.

Y es que ya sea cual sea tu preferencia, o que hayas aprendido las formas de atar a una mujer, como amarrar a un hombre en la cama, o simplemente a cómo atar a una persona para probar una forma diferente de sexo, puedes seguir adentrándote en este campo pasional, lleno de experiencias sensuales y extraordinarias que aguardan por ti.

Comentario

Deje su comentario