Consejos para controlar la eyaculación precoz y durar más en el sexo

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 653

¿Sabías que aproximadamente un 95% de los hombres que padecen o han padecido eyaculación precoz, consigue solucionarlo? En este artículo te daremos las pautas necesarias para lograrlo… ¡Ponle fin a este problema y sumérgete en oleadas de placer interminable!

¿Qué es exactamente la eyaculación precoz?

Es una disfunción de tipo sexual que se presenta cuando el orgamo masculino y la eyaculación suceden antes de comenzar la penetración o al poco tiempo de iniciar con el coito. Esto es causado al perder el control eyaculatorio es decir la capacidad de controlar a voluntad la eyaculación, con lo que el orgasmo y la salida del semen se producen más rápido de lo habitual. 

Los hombres que lo padecen no pueden hacer nada o casi nada para refrenar el reflejo eyaculatorio. Se considera que un caso de eyaculación precoz no es grave si el orgasmo y la salida del semen demoran al menos de 3 a 8 minutos en producirse después de iniciar la penetración.

Por otra parte, si te has sentido identificado con esta descripción pero es algo que no te ocurre de manera recurrente, tenemos buenas noticias para ti. Hay situaciones puntuales en las que un hombre puede eyacular de forma precoz a causa de distintos factores. Pero si es algo que te sucede seguido, entonces sigue leyendo porque te diremos cómo puedes controlar.

Técnicas para controlar la eyaculación precoz

Bien sea en solitario o en pareja, pon en práctica las siguientes técnicas que mencionaremos a continuación. Si las aplicas, te serán de gran ayuda para mejorar la calidad de tus relaciones sexuales.

La técnica de empezar y parar 

Este método consiste en que mientras está sucediendo el coito y notes que te falta poco para eyacular, te detienes completamente y dejas que el placer se diluya un poco. Este proceso se lleva a cabo repetidas veces hasta que quieras eyacular o no puedas aguantar más. Para que la llama de la pasión no disminuya entre tú y la persona con quien estás teniendo sexo, te recomendamos que en cada una de las pausas que hagas le estimules de otras maneras, con besos, caricias, felaciones, juguetes eróticos…, lo que mejor te parezca. 

Redirige tus pensamientos

Cuando estés en pleno acto sexual y estés a punto de alcanzar el clímax lo que debes hacer es canalizar tus pensamientos hacia algo que no sea la experiencia sexual que estás teniendo. Ponte a pensar en cosas que no tengan nada que ver con el coito y te sirvan como distracción. Por ejemplo: en las actividades que hiciste a lo largo del día, en el desayuno que devoraste esta mañana, en la última vez que hablaste con uno de tus seres queridos, en tu pasatiempo favorito.., etc. Al hacer esto lograrás que tu mente y cuerpo se despejen y puedas disfrutar del sexo durante más tiempo.

Usa tu imaginación

Las fantasías y ensoñaciones que creamos con nuestra imaginación también pueden ayudarnos a aliviar los problemas de eyaculación. Para hacerlo, lo único que debemos hacer es visualizarnos mentalmente teniendo relaciones sexuales de forma prolongada y satisfactoria. Este ejercicio se debe hacer de forma reiterada y hay que ir aumentando gradualmente la calidad y la duración de estas sesiones imaginarias de sexo, de modo a que contribuyan a solucionar el problema en la realidad. El objetivo es sugestionarnos o convencernos mentalmente de que somos la clase de persona que es capaz de soportar sesiones inacabables de sexo. Si tienes una pareja, puedes hacerla parte de tus visualizaciones.

Los sprays retardantes

Son aerosoles especialmente diseñados para aplicarse sobre el pene minutos antes de la relación sexual para retardar el reflejo eyaculatorio. Por norma general, contienen lidocaína y procaína, dos fármacos anestésicos. La buena noticia es que este tipo de sprays logran retrasar la eyaculación sin disminuir la sensibilidad del pene, pues son de rápida absorción. Su uso se considera seguro en los hombres y generalmente no causa problemas ni efectos secundarios en la vagina, ya que el riesgo de transferencia es pequeño. Según algunos estudios, los sprays retardantes pueden retrasar la eyaculación hasta cinco veces más.

Respira profundo y relájate 

Las tensiones y el estrés empeoran considerablemente nuestro rendimiento sexual.  Además de esto, la sobreexcitación es una de las causas de la eyaculación precoz. Por tanto, es coherente asumir que la relajación puede ser de ayuda para evitar que nuestros niveles de excitación suban descontroladamente. Una manera de relajarte sin que la erección se vea afectada, es respirar correctamente. Inhala y exhala de manera profunda, rítmica y controlada. Esto te permitirá durar más tiempo en el coito.

Ejercicios Kegel para aumentar el control eyaculatorio

Los Kegel son ejercicios diseñados para fortalecer los músculos de suelo pélvico, los cuales entre otras funciones sirven para contener la orina y la eyaculación. Estos ejercicios con ideales para complementarlos con las técnicas que explicamos anteriormente, pues si los practicas con frecuencia te ayudarán a retener la eyaculación y a durar más tiempo en la cama.

Puedes practicarlos de la siguiente manera:

Primer nivel

Para comenzar con los Kegel, lo único que tienes que hacer es detener el flujo de la orina cada vez que vayas a orinar. Al hacerlo, sentirás una especie de presión entre el ano y los testículos. Es tu músculo pc (pubocoxígeo) que se está contrayendo, uno de los músculos que debes fortalecer para devolverle a tu cuerpo el control eyaculatorio que naturalmente debería tener. Puedes hacer este sencillo ejercicio durante una semana para familiarizarte con el músculo pc. 

Segundo nivel

En este segundo nivel, cada vez que vayas a orinar, detén el flujo de la orina y mantén contraído el músculo pc durante al menos 5 segundos seguidos (o el tiempo que seas capaz de aguantar). Este ejercicio no es exclusivo para cuando estas orinando. Puedes hacerlo en cualquier lugar, lo único que debes hacer ahora que ya tienes localizado tu músculo pc, es contraerlo, mantener la contracción durante el tiempo que puedas aguantar, y relajarlo. Hazlo varias veces al día.

Tercer nivel

Vas a ir elevando progresivamente el tiempo que mantienes contraído tu músculo pc a 10 segundos y también la frecuencia con que lo contraes. La idea es hacer que el músculo vaya incrementando poco a poco su capacidad y elevar la intensidad de los ejercicios a medida que se fortalece. Haz que los ejercicios kegel sean parte de tus relaciones sexuales y contrae el músculo pc a medida que te acerques al orgasmo, notarás cómo cada vez aguantas más las ganas de eyacular.   

Causas más comunes de eyaculación precoz

Aunque la eyaculación precoz puede ser causada por numerosos factores tanto internos como externos, hay una serie de factores que son relativamente frecuentes en los hombres con este padecimiento.

Los detallaremos a continuación.   

Escasa actividad sexual

Si no estás acostumbrado a tener sexo con frecuencia y experimentas lapsos prolongados de inactividad entre una relación sexual y otra, es comprensible que eyacules más rápido, pues tu cuerpo no está habituado al sexo. Por eso es recomendable tener una vida sexual activa, bien sea en solitario o junto a una pareja, amigo con derecho o compañero sexual.

Problemas de autoestima

Si no te amas, no te aceptas como eres o no te respetas a ti mismo, tenderás a ser una persona insegura que se siente poco atractiva e incapaz de satisfacer sexualmente a otras personas. Esa inseguridad te hará ponerte nervioso en extremo cada vez que tengas una relación sexual, debido al miedo de no ser lo suficientemente bueno o de no estar a la altura de las expectativas que tiene la otra persona. Lo cual repecerture negativamente en tu rendimiento sexual y en tu capacidad de controlar la eyaculación.

Prácticas masturbatorias inadecuadas

Es tal vez el motivo más común. La mayoría de los hombres jóvenes se masturban con frecuencia desde que entran a la pubertad. El problema no es que lo hagan, sino que adquieran hábitos sexuales incorrectos a raíz de sus prácticas masturbatorias. Cuando estamos en la adolescencia, solemos masturbarnos a escondidas y lo hacemos a gran velocidad para que nadie nos descubra. Esta tendencia a hacer breves la eyaculación y el orgasmo, crean un hábito en nuestro cuerpo, que se adapta a esta rapidez y la asume como el ritmo apropiado para tener sexo. 

No te sientes satisfecho con tu vida sexual

Puede que en tu mente tengas idealizada la manera en que deben ser tus encuentros sexuales. No estar al nivel de las exigencias que tú mismo te colocas, puede causarte estrés, ansiedad y mucha frustración, lo cual puede causarte disfunciones sexuales. Si estás enfocado en lo negativo de ti mismo o del acto sexual mientras está sucediendo, tu cuerpo sentirá una disconformidad que te impedirá disfrutar del coito y hará que pierdas tu control eyaculatorio. 

Nuestra recomendación final es que no lleves este problema en solitario. Busca ayuda de un especialista si crees que lo necesitas. Si tienes pareja y piensas que te dará su apoyo si se lo cuentas, anímate a hacerlo. Sobre esto último, hay que destacar que a menudo le damos más importancia al tema del que verdaderamente tiene para tu media naranja Recuerda que hay cientos de maneras de satisfacer sexualmente a otra persona; la penetración es solo una de ellos. 

Finalmente, no olvides que la eyaculación precoz no debe ser motivo de vergüenza ni tristeza, pues es completamente reversible y curable.

Comentario

Deje su comentario