Dilatadores Uretrales, una forma diferente de dar placer

Por: Juan Ramon La Torre Roldan de: Juguetes de: Comentario: 0 visto: 2144

A menudo, hombres y mujeres nos cerramos a la idea de disfrutar nuestro cuerpo por vías distintas a la penetración o la ‘frotación genital’. El cuerpo humano es un mundo maravillosamente complejo y lo cierto es que tanto como hombres como mujeres, contamos con muchas maneras de disfrutar nuestra sexualidad que en ocasiones nos son completamente desconocidas.

Una de ellas son los dilatadores uretrales, un juguete sexual que puede hacer más diversa la vida sexual de las damas y los caballeros sea en pareja, o estando solteros y que además es uno de los productos por el que nuestra clientela acostumbra a preguntar con gran insistencia. 

Hoy queremos contarles todo sobre él, con la intención de despejar las dudas e invitarlos a sumergirse en una forma diferente de placer que es desconocida para una mayoría de la gente. 

¿Qué es un dilatador uretral?

Antenada, hay que aclarar que existen dos clases de dilatadores uretrales: una que es de tipo médico y se usa para tratar enfermedades; y otra que es de tipo erótico y se usa para la estimulación sexual.

Para este artículo, nos basaremos en el dilatador uretral de tipo erótico.

Dicho esto, ahora sí podemos definirlo:

El dilatador uretral es un objeto con forma de barra, diseñado para introducirse en la uretra y dilatarla, produciendo un éxtasis de placer sexual

Los hay de diferentes materiales y tamaños. Los más comunes están construidos en acero inoxidable y son rígidos, pero también hay algunos hechos en silicona que son flexibles. La mayoría son apenas un poco más largos que los dedos de la mano de una persona adulta. 

Su forma puede ser totalmente recta o un poco ondulada. Algunos modelos están texturizados o tienen pequeños “bultos” para incrementar la estimulación en la uretra. 

Generalmente, los dilatadores uretrales se venden en kits que incluyen distintos tamaños y modelos. Lo cual resulta ideal para que el usuario experimente y escoja el que más le agrade. 


Válido para hombres y mujeres

La uretra, recordemos, es ese conducto conectado a la vejiga y por el que sale la orina. Es uno de los órganos que compartimos hombres y mujeres. Por ese motivo, los dilatadores uretrales pueden usarse tanto en hombres como mujeres. 

En los hombres, la uretra está situada en el centro del pene y su salida (o entrada, si lo que se quiere es introducir un objeto en ella) es esa abertura en la cima del glande que se abre para expulsar la orina y eyacular el semen. 

En las mujeres, la uretra está protegida por los labios vaginales y es ese pequeño orificio justo encima de la entrada de la vagina por el que hacen pis. 

Cómo hacer una dilatación con un dilatador uretral

Por norma general y salvo excepciones, hacer una dilatación con un dilatador uretral es relativamente sencillo.

Si se usa en un hombre, el pene se toma con una mano, se pone hacia arriba y se usa la otra mano para introducir el dilatador por la uretra.

Si se usa en una mujer, los labios vaginales deben separarse con una mano, se busca con el dedos índice el orificio de la uretra, y con la otra mano se introduce el dilatador. 

Si en algún momento sentimos que cuesta seguir introduciendo el objeto, se debe parar un momento y dejar que la uretra se dilate antes de seguir. 

Estas instrucciones deben seguirse indistintamente de si la dilatación la hacemos nosotros mismos en nuestros genitales, la hacemos en los genitales de otra persona, u otra persona la hace en nuestros genitales. 

Consideraciones al momento de usar uno

A pesar de que utilizarlos es relativamente sencillo, el uso de dilatadores uretrales al momento de masturbarse o practicar sexo −sea en pareja, grupo o en solitario− no debe tomarse a la ligera. 

Este objeto erótico puede causar lesiones e infecciones si se utiliza de forma inapropiada. 

Pese a ello, es inofensivo si se toman las debidas precauciones.

En primer lugar, son los principiantes quienes deben tener especial cuidado la primera vez que prueben un dilatador uretral. Se recomienda que comiencen experimentando con los de menor tamaño y gradualmente −si así lo prefieren− vayan aumentando el tamaño.

En segundo lugar, los dilatadores −al igual que la mayoría de juguetes sexuales deben ser desinfectados antes y después de su uso. Es fundamental que esta desinfección se haga, pues al introducirlos en la uretra podemos transportar bacterias nocivas para el organismo. 

Tercero, es importante no ser bruscos al introducirlos para no causar lesiones en la uretra. Hay que dejar que vayan entrando suavemente y no tratar de hacerlo a la fuerza. El uso de abundante lubricante es recomendable para reducir la fricción y evitar que haya irritación.

Cuarto, la persona o personas que sujetan el dilatador nunca debe tocar la sección o parte del mismo que se introduce en la uretra. Si hace esto, estará contaminado el objeto con las bacterias de sus manos y de nada habrá valido desinfectarlo. Por esta razón, el dilatador solo debe tomarse desde la punta que no se introduce en la uretra. En esa área, muchos dilatadores cuentan con agarraderas específicamente incorporadas con ese fin. 

Quinto, es indispensable que los dilatadores sean de uso personal y no se compartan con otras personas que los introduzcan en su uretra o los utilicen para otro tipo de prácticas. Sobretodo, nunca hacer esto en una misma sesión de sexo. Es totalmente contraindicado. 

Sexto y último, dirigido a los hombres, es recomendable retirar el dilatador antes de la eyaculación. La razón es que si el dilatador está en la uretra, obstruirá el paso del semen y hará que regrese a la vejiga. Lo que se conoce con el nombre de ‘eyaculación retrógrada’ y también como ‘orgasmo seco’. 

¿Alguna vez has probado un dilatador uretral? ¿Te animarías a probar uno si aún no lo has intentado? ¿Lo harías con tu pareja o tu solo(a)? ¿En tu cuerpo o el suyo?

Comparte con nosotros tu tienda erotica online tus experiencias y opiniones en la caja de comentarios.

Comentario

Deje su comentario