Formas, técnicas y métodos de masturbacion femenina. Guía práctica para mujeres

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 128

La masturbación es una de las primeras prácticas sexuales que tiene lugar en el desarrollo del hombre y mujer. 

Se trata de un paso crucial, que permite autodescubrir el cuerpo erógeno y favorecer las respuestas orgásmicas mediante la activación de las fantasías sexuales.

Sin embargo, tanto en hombres como mujeres ocurre de distintas maneras. Por su parte, la masturbación masculina se considera una práctica muy común en los jóvenes de hoy día, mientras que en el sexo femenino es tomada como un tabú

Aunque, como ha ocurrido con muchos tabúes que abordan al sexo, la masturbación finalmente se está convirtiendo en una práctica común en relación a la sexualidad femenina. 

¿El resultado? Millones de mujeres disfrutando de los numerosos beneficios que ofrece la masturbación 

¿Te interesa conocer más al respecto? En este artículo podrás conocer todo sobre este viejo tabú.



La masturbación femenina, líder de placer

La masturbación se podría definir como una práctica que inicia en el desarrollo sexual de mujeres y hombres.

Desde hace años, ha sido considerada como un acto carnal impropio y su origen no lo niega: por su parte, la palabra latina “manus”, se define como mano y  “stuprare” significa profanar.

Sin embargo, a pesar de los rumores que circulan a su alrededor, la práctica de la masturacion se ha mantenido por siglos y ahora, las mujeres pueden disfrutar libremente de ella.

La masturbación es la estimulación de las zonas íntimas, permitiendo autoexplorar el cuerpo al facilitar el descubrimiento de numerosas zonas erógenas que alberga nuestro cuerpo. 

Precisamente es gracias a la masturbación que millones de mujeres pueden disfrutar de una vida sexual satisfactoria, pues la masturbación en mujeres ha permitido al 80% de la población femenina llegar al orgasmo.



El papel del clítoris

El gran protagonista del placer en millones de sesiones de mansturbación femenina es el clítoris, ubicado arriba de la apertura vaginal y la uretra.

¿Su función? Brindar grandes cantidades de placer.

El clítoris es la zona erógena más sensible que puedes hallar en el cuerpo de una mujer, gracias a las millones terminaciones nerviosas que lo componen, superando por mucho al pene.

Para nadie es secreto que muy pocas mujeres llegan al orgasmo mediante el coito a pesar de sentir gran placer y disfrutar del acto sexual, por lo que la estimulación al clítoris es la manera más certera de asegurar un orgasmo femenino.

Este pequeño punto de placer se puede estimular de dos maneras: 

- Directa, por medio de la estimulación de la vulva.

- Interna, a través de la vagina.




Tipos de masturbacion femenina

El cuerpo femenino se caracteriza por contar con numerosas zonas de erógenas, las cuales mediante un estímulo, generan una respuesta sexual.

A partir de ello, se pueden destacar tres tipos de masturbación en la mujer:

1- Clítoris

Como se mencionó anteriormente, es conocido como el punto estándar o centro de placer de la mujer.

La estimulación directa a esta zona puede generar grandes orgasmos, caracterizados como explosivos e intensos, debido al placer que brindan.

 2- Vaginal

Es el tipo de masturbación femenino más popular, conocido como el famoso punto G. 

Ocurre cuando se introduce un objeto -bien sea un juguete sexual o los dedos- dentro de la cavidad vaginal hasta llegar al orgasmo.

3- Anal 

El ano posee numerosas terminaciones nerviosas y se separa de la cavidad vaginal mediante una ligera capa muscular.

Se trata de una zona muy sensible y que, al ser estimulada puede generar gran placer.  Por lo general, para su estimulación se usan los dedos o juguetes sexuales -como dildos o joyas anales- 



Metodos de masturbacion femenina

Existe una amplia gama de técnicas de masturacion femenina que probablemente no conozcas y que ahora, en medio del distanciamiento social desees experimentar.

En tiempos de coronavirus, estar en casa en las últimas semanas ya sea trabajando o esperando que la rutina vuelva a la normalidad, ha llevado a las personas a buscar el placer por sí mismas a través de la masturbación. En el caso de las mujeres es más complicado, pues  buscan principalmente alternativas para lograr el placer por sí mismas más allá de los dedos.

Algunos metodos de masturbacion femenina que podemos señalar, son los siguientes:

En el baño

La escena de una mujer usando la ducha en la bañera para masturbarse forma parte de la fantasía sexual de muchos hombres y mujeres.

De hecho, es en el baño donde muchas mujeres descubren que pueden sentir placer. 

Una forma de usarlo en la masturbación es dirigir el chorro de agua al clítoris, con ligeros movimientos del cuerpo para sentir gran placer.

 Almohada

Sabemos que el clítoris es un órgano corporal hecho para el placer. Por ello, hacer movimientos con el cuerpo para frotar una almohada o un cojín, ya sea sentada o acostada boca abajo, puede ser una forma sencilla de masturbarte sin la necesidad de estimular el clítoris con las manos.

Con una toalla enrollada

Hacer un pequeño rollo con una toalla limpia y suave para colocarlo entre las piernas también puede servir para estimular el clítoris.

Lo siguiente es hacer movimientos hacia adelante y hacia atrás, variando la intensidad para masajear la región y posteriormente, sentir placer.

Cruzando las piernas

Para esto, necesitas estar muy excitada y estimulada, pues deberás cruzar las piernas, haciendo ligeras contracciones e ir aumentando la intensidad de las mismas. Como resultado, obtendrás grandes oleadas de placer, lo cual podría ayudarte a alcanzar un orgasmo sola.

La técnica Kunyaza

Se trata de uno de los metodos masturbacion femenina más intensos. Desarrollada en África Central, se ha caracterizado por promover orgasmos femeninos muy poderosos.

Esta práctica tiene al menos 150 años de antigüedad y en ella, el foco del placer está en la mujer. En esta técnica, es el hombre quien estimula a la mujer con el pene, realizando los estímulos deseados por la mujer así como la intensidad de ritmo que utilizará. Por lo tanto, existen dos tipos de estimulación:

1- Externa: En la práctica más simple, el hombre frota el clítoris con la cabeza de su miembro en posición vertical a un ritmo continuo, moviéndose a la misma velocidad debajo o de un lado a otro, pasando por toda la extensión de la vulva

2- Interna: El hombre sostiene su pene con las manos y hace movimientos intravaginales horizontales, verticales y circulares. Esto con el fin de estimular directamente las paredes del canal vaginal, proporcionando más placer que la penetración tradicional.



Formas de masturbacion femenina

Como hemos podido ver, son numerosas las opciones que tiene una mujer para masturbarse. Es claro que el clítoris y el deseo sexual forman un papel esencial en ello, por lo que podemos destacar las siguientes formas de masturbación femenina:

1- El bordear

También conocido como "peaking", "surfing" o "masturbación lenta", se basa principalmente en construir el orgasmo. Se trata de aplicar cualquier técnica de masturbación y detenerse justo antes de llegar al climax. 

El objetivo del peaking es ofrecer un orgasmo desgarrador e intenso.

2- El Ritmo

Se trata de una forma de masturbación femenina muy peculiar, donde el ritmo de una canción es el guía al placer.

Esta clase de masturbación se basa en colocar una canción y hacer que los dedos sigan su ritmo al estimular el clítoris. ¿El objetivo? Alcanzar el orgasmo cuando la canción culmine.

Para algunas mujeres puede tratarse de una tarea muy difícil, mientras que otras pueden necesitar de una gran lista de reproducción para poder alcanzar el clímax 

Lo recomendable es encontrar aquella canción con la que te sientas cómoda, permitiendo alternar con ritmos rápidos y lentos 

3- Acentuando

La acción de acentuar consiste en prestar más atención a una parte del movimiento en la masturbación al cambiar la presión o la velocidad para "resaltar" una parte de dicho movimiento más que otros, causando gran placer.

Se trata de un juego excitante, donde la tortura y la alteración de los movimientos producirán un gran orgasmo.

4- Mantener el mismo ritmo

 

Esta es una forma de masturbación femenina muy sencilla, consiste en hallar un movimiento y velocidad que te agrade y mantenerlo durante toda la sesión de placer.

Aquí, la persistencia es clave para llegar y disfrutar de un buen clímax.

5- La insinuación

Mientras que la mayoría de las formas de masturbación que existen se basan en crear un patrón, esta se basa en evitar su creación.

El propósito aquí es sorprenderte a ti misma, torturándote con diferentes movimientos, presiones y velocidades.



El efecto de la masturbación femenina

La masturbación es una experiencia normal, agradable y saludable. Por lo tanto, es hora de poner este tema tabú de las chicas y la masturbación en la cama y darnos cuenta de que esta clase de práctica podría ser exactamente lo que necesitas. 

Entre los efectos de masturbación tenemos:

1- Te hace más feliz.

Los orgasmos liberan endorfinas como dopamina y oxitocina, que pueden mejorar tu estado de ánimo y crear un “subidón” de energía natural. 

Es claro que es la autoestimulación es una  práctica que hace bien a la mujer.

2- Genera comodidad con tu cuerpo

La masturvacion femenina es la exploración y el autodescubriemiento de diferentes zonas del cuerpo, lo cual permite a las mujeres apreciar su anatomía y encontrar formas de autocomplacerse.

3- Mejora tu vida sexual

Estimular las zonas íntimas permite descubrir los toques y caricias con las que tu cuerpo se siente mejor. Conocer tu cuerpo de esta manera puede hacerte más seguro en la cama y más comunicativa con tus pareja a la hora de hablar de sexo.

Una vez que descubras lo que te gusta, puedes decirle a tu pareja dónde tocarte.

 

4- Te ayuda a dormir.

Los orgasmos física y emocionalmente alivian la tensión y agotan el cuerpo, lo que te permite dormir más rápido.

Generalmente las personas duermen mejor después de masturbarse y esto se debe a que se sienten relajadas y satisfechas.

5- Libera la tensión sexual.

Si has elegido no tener sexo o simplemente estás pasando por un período de sequía, la masturbación es una gran manera de satisfacer tu libido.

6- Alivia los dolores menstruales

En las mujeres, masturbarse puede aliviar los dolores del cuerpo y los dolores menstruales.

Generar una contracción uterina puede ayudar a que la sangre menstrual baje con mayor rapidez, ayudando con los calambres.

7- Alivia el estrés.

El sexo y la autoestimulación son maneras efectivas de aliviar el estrés, pues se liberan endorfinas, haciéndote sentir relajada.

8- Genera múltiples orgasmos.

Entender cómo funciona tu cuerpo te ayuda a saber exactamente las zonas más sensibles y la  manera de excitarlo. 

Como resultado, tendrás uno dos o tres veces un clímax intenso. 



Diferencias entre la masturbación femenina y masculina

La masturbación tiende a concurrir de manera diferente tanto en el hombre como en la mujer, pues ambas anatomías son distintas, desde su estimulación hasta el libido.

Algunos  factores que diferencian la autoestimulación en ambos géneros son:

El ambiente

Por su parte, los hombres no se preocupan mucho por el ambiente que les rodea a la hora de realizar esta práctica. Mientras que las mujeres, prestan más atención a los detalles que se encuentran a su alrededor.

Esto ocurre tanto en la masturbación como en el sexo.

Por ejemplo, crear un ambiente agradable, decorado con colores estimulantes, velas, o incluso preparar la cama con diferentes sábanas puede parecer una escena de película, pero la mayoría de las  mujeres valoran mucho más esto. 

Otros elementos más importantes para las mujeres son el olor del ambiente y la temperatura, pues son factores que generan comodidad.

Y si nos referimos al ambiente fuera de la habitación, ocurre lo mismo. Las mujeres comprueban mucho más si alguien está mirando, si están en un lugar seguro, si nadie va a venir e interrumpir, más que los hombres.

En conclusión, en lo que respecta a la masturbación, los hombres a menudo se masturban y cuidan poco su entorno. Mientras que las mujeres buscan un lugar más adecuado, como ya se ha dicho, si no se les interrumpe y con un cuidado minucioso de las mismas características que tendría un entorno si tuvieran relaciones sexuales o se masturbaran.

El momento

Las mujeres suelen esperar el momento ideal y más propicio para realizar la masturbación, mientras que los hombres suelen aprovechar cualquier oportunidad para masturbarse.

Un ejemplo claro es en la ducha.

Cuando los hombres están en la ducha, es bastante común que se estimulen el pene, esto con el fin de aprovechar el agua, pues permite generar algún tipo de estimulación en el pene.

Por su parte, las mujeres no siempre disfrutan del baño. A algunas incluso no les gusta porque el agua de la ducha les quita un poco de su lubricación, por lo que deja la vagina menos estimulada. 

Como resultado, las mujeres prefieren estimularse más fuera de la ducha que debajo de ella.

De esos momentos destinados a la masturbación, los hombres son menos exigentes. Mientras que las mujeres tienden a programar el momento en que se masturban. Por ejemplo con qué pensamientos, en tantos minutos, si es en la noche o cuando llegan a la habitación.

Estética



Si una mujer no está bien con su cuerpo, evita masturbarse, mientras que los  hombres no se preocupan tanto por su cuerpo cuando se habla de masturbarse.

Las mujeres sufren más por su propia estética, por lo que exigen más de sus cuerpos que los hombres. Si las mujeres no están contentas con su apariencia, no se sienten estimuladas para masturbarse, incluso evitan hacerlo.

En cambio los hombres, al cargar menos con estas áreas en el estándar de belleza física, recurren a la masturbación cuando quieren.

Uso de juguetes eróticos



Un hecho notorio es que las mujeres están empezando a usar más juguetes eróticos que los hombres en la masturbación.

Tanto para mujeres como para hombres, la industria del sexo ya ha creado numerosos juguetes y estimuladores para su uso en el sexo y la masturbación.

Sin embargo, las mujeres siguen siendo las mayores consumidoras de productos eróticos cuando se masturban, pues los hombres tienden a usar menos productos para masturbarse.

Desde cremas, geles, estimuladores, objetos de silicona hasta cyberskin (material aún más parecido a la piel humana y que cubre muchos juguetes sexuales) son mucho más consumidos por las mujeres para el momento de la masturbación.

Por su parte, los hombres todavía tienen poco desarrollado este hábito de usar juguetes eróticos para masturbarse.

Las manos



En la mayoría de sus sesiones de autoplacer, los hombres usan sus manos prácticamente al 100% del tiempo para estimular el pene.

 Las mujeres por su parte, igualmente usan sus manos, pero otros objetos aún más ligeros también tienen lugar en sus momentos de placer. Por ejemplo, un pañuelo o una pluma, pueden ser estimulantes para una mujer.

Como la sensibilidad, especialmente del clítoris es bastante alta, una mujer tiene estas posibilidades además de usar sólo la mano. Recordemos que el clítoris percibe con mayor intensidad los estímulos.

En cuanto los hombres, estos reportan que es solo  con la mano que saben cómo apretar, estimular, acelerar el movimiento o reducir la velocidad del estímulo. Por esta razón todavía usan casi el 100% del tiempo su propia mano.



Pornografía



Los hombres a menudo asocian una película pornográfica con el momento de la masturbación, mientras que las mujeres difícilmente lo hacen.

Las películas pornográficas son mucho más utilizadas por los hombres que por las mujeres, entre otras cosas se debe principalmente por la forma en que se produce dicha película, las ediciones, la posición de la cámara y todo lo demás, lo cual se hace con el objetivo de estimular más a los hombres.

Durante la masturbación, es muy común que los hombres observen una película, accedan a Whatsapp o a sitios de sexo. Para las mujeres, sin embargo, una película no siempre se asocia con la masturbación.

Imaginación

Tanto hombres como mujeres aumentan su excitación al evocar fantasías. Sin embargo, las mujeres en general usan más la imaginación que los hombres cuando se masturban.

Juguetes sexuales, la mejor compañía para una sesión de placer a solas

En solo unos años la masturbación femenina pasó de ser un tabú a ser un tema de gran popularidad. Esto gracias a los juguetes eróticos, quienes se convirtieron en el mejor acompañante para generar placer a la mujer.

Ahora, existe una amplia gama de juguetes con diversas funcionalidades, pero manteniendo su objetivo: brindar placer al cuerpo femenino

Entre los juguetes sexuales más populares se encuentran:

Dildo

Conocido popularmente como consolador, es el juguete perfecto para una noche de autoestimulación. Se trata de un artefacto que imita la forma de un pene, perfecto para la masturbación vaginal y anal.

Es uno de los juguetes más tradicionales, pues no poseen conexión eléctrica, por lo que es uno de los más silenciosos. 

Vibradores

Se trata de consoladores que, como su nombre lo indica, ofrecen vibraciones en diferentes velocidades y movimientos para masajear tanto la zona interna de la vagina como el clítoris, duplicando la sensación de placer

Los vibradores han sido juguetes de gran popularidad en las sex shops, por lo que existen diferentes tipos de ellos, como:

Vibradores de bolsillo

Con el auge de los vibradores, muchas mujeres se han visto en la necesidad de querer llevar uno consigo a todas partes. 

Sin embargo, el juguete no ofrecía privacidad debido a sus 30 cm de tamaño, por lo que surgió la necesidad de ofrecer un vibrador en un formato más pequeño para su transporte, ofreciendo la discreción que tanto se necesitaba.

Como resultado, tenemos los vibradores en forma de huevo, bala y de pintalabios.

Vibradores con mando a distancia

La mansturbación femenina puede ser una actividad sexual para disfrutar en compañía con tu pareja y los vibradores con control remoto son perfectos para ello.

Imagina usar el vibrador mientras tu pareja lo controla a su antojo, ya sea activando o desactivando sus funciones para una tortura placentera, algo que sin duda desearás.

 

Anillo vibrador

Se trata de un sustituto para aquellos anillos de gelatina, perfectos para masajear el clítoris durante la penetración gracias a su vibración.

 

Vibradores con manos libres

Sabemos que existen numerosos modelos de vibradores, pero el modelo con manos libres es lo que necesitabas.

Con este juguete, podrás sujetar el vibrador a ti sin tener que usar las manos o lencería ajustada.

 

Vibradores rabbit

Llamados de esa manera debido a su forma, similar a las orejas de un conejo. Se trata de un modelo dinámico que permite estimular el clítoris y realizar la penetración al mismo tiempo.

Tapón anal

Sabemos que existen diversos tipos de masturbación en las mujeres, por lo que hay numerosos juguetes para la estimulación del ano. Uno de ellos es el tapón anal.

Dependiendo del modelo que elijas, podrás disfrutar de una simulación de penetración o de placenteras vibraciones en el ano.

Succionadores



Definidos como la nueva generación de los conocidos estimuladores de clítoris, el centro de placer femenino.

Esta clase de juguetes se caracetiza por brindar intensos orgamos y causar una vida sexual mucho más abierta en las mujeres.

Los hay de todos los modelos, con diversos modos de intensidad, diseños discretos, baterías de larga duración, entre otros.



Beneficios que brinda la masturbacion feminina

Al pasar los años, la masturbación femenina se ha vuelto un tema muy popular y en parte es por los beneficios que ofrece, entre ellos:

Autoconocimiento

Con la masturbación, la mujer explora sus límites, conoce su cuerpo y descubre lo que le da placer. Por lo tanto, es mucho más seguro saber lo que quiere y lo que no quiere en la cama.

Musculación pelvial

No son sólo el trasero y las piernas son las que tienen que ponerse "duras” durante una sesión de placer a solas o en compañía

La masturbación femenina ayuda a ejercitar los músculos pélvicos a través de las contracciones que se producen durante el orgasmo, tonificando la zona.

No ofrece inconvenientes

La masturbación no tiene efectos negativos, ni enfermedades o problemas motrices. Simplemente se basa en el placer y exploración del cuerpo.

Agrega diversión a tus relaciones

Cuanto más te masturbes y te sientas cómoda teniendo relaciones sexuales con tu propio cuerpo, más querrás tener relaciones sexuales con tu pareja. 

La masturbación permite averiguar qué es lo que mejor funciona para ti, por lo que sabrás mejor cómo dirigir a tu pareja además de hacerte sentir cómoda al alcanzar el orgasmo durante el sexo

Hace bien a la salud

La masturbación también mejora el funcionamiento del sistema inmunológico al aumentar los niveles de cortisol, que puede regular el funcionamiento del sistema inmunológico en pequeñas dosis.

También reduce la depresión al aumentar la cantidad de endorfinas en el torrente sanguíneo.

Previene infecciones

La masturbación puede ayudar a prevenir las infecciones cervicales y urinarias a través del proceso de apertura del cuello del útero, que ocurre en la excitación. 

Este proceso permite que los fluidos circulen, permitiendo que los fluidos cervicales ricos en bacterias sean "lavados".

Es el método más efectivo para llegar al orgasmo

Con la masturbación, la decepción es nula y el placer siempre está garantizado, pues quien garantiza el placer eres tu, que conoces las caricias y movimientos que excitan a tu cuerpo y llevan al clímax.

Da lugar a tus fantasías sexuales

La masturbación permite liberarse de prejuicios y tabúes, liberando esas fantasías sexuales que causan excitación y gran placer.

Una práctica para dos

Nada impide que una pareja utilice la masturbación para "provocarte" a un voyerismo o incluso ayudarte cuando estás teniendo sexo anal.

Así que anímate a masturbarse y a cosechar los beneficios de la práctica.



Mitos y verdades sobre la masturbacion femenina

La masturbación femenina fue por años un tabú, envuelto por numerosos mitos y rumores productos de la desinformación.

Ahora, descubriremos la verdad que esconden estos mitos:



1- No ofrece beneficios para la salud

Una afirmación completamente falsa, la masturbación posee numerosos beneficios para la salud. Incluyen un mejor sueño, menos estrés y tensión, menos dolores de cabeza y una mejor concentración. Esto sin incluir ventajas como la mejora de la autoestima, una apariencia más joven y un mejor acondicionamiento físico. 

También hay una serie de beneficios específicos para la salud sexual de las mujeres especialmente mayores, incluyendo menos sequedad vaginal y dolor durante el sexo.

2- Solo ocurre en la adolescencia

Toda mujer que se masturba sabe perfectamente que este mito no coincide con la realidad.

Sin embargo, es una práctica más común en la adolescencia, donde las hormonas están en “ebullición”. A pesar de ello, la masturbación nos acompaña durante toda la vida.

3- La masturbación te dejará esteril

¡Falso! Este mito ha sido el causante principal del miedo a la masturbación, pero lo cierto es que la autoestimulación no te puede dejar estéril.

De hecho, existen personas que comentan que llegar al orgasmo incrementa la fertilidad.

4- Sólo los hombres deben masturbarse

Se trata de un mito anticuado, principalmente manifestado por las personas de antaño, pero la verdad es que las mujeres también se masturban (y mucho)

La mayoría de lo que vemos en las películas, la música y la televisión, por desgracia, muestra la sexualidad de las mujeres sólo al servicio de los demás. Pero no es así, las mujeres se masturban.

5- Masturbarte te puede dejar ciega

Puede sonar extraño y hasta irreal, pero hay gente, especialmente de generaciones pasadas que lo cree.

Muchos mitos sobre la masturbación (como este y el anterior) provienen de creencias en las que se pensaba que el sexo era sólo para la procreación. Como la masturbación no está destinada a la procreación, se consideró errónea.

La gente también creía que el sexo podía llevar a la locura, la tuberculosis y la muerte. Obviamente, ninguna de esas cosas son verdad.

6- Masturbarse mucho puede ser malo para ti

 

Mientras no te estés causando daño físico  -sea usando objetos que no deberías, como pepinos y artefactos punzantes- entonces mastúrbate tan a menudo como quieras.

No existen un número de veces que debas alcanzar, pues cada cuerpo es distinto.

Mientras no afectes tu vida de manera negativa, puedes hacerlo con moderación.

Sin embargo, lo más recomendable es aplicar la misma regla para diferentes cosas en la vida: Todo en exceso es malo.

7- Te hace dependiente a los vibradores

Sabemos que los vibradores y sus efectos son genuinamente placenteros.  Sin embargo, su uso frecuente puede hacerlos temporalmente menos sensibles a una estimulación más sutil, por lo que no hay riesgo de "adicción".

Usar un vibrador para masturbarse o para tener sexo con otra persona puede ser una adición divertida a tu vida sexual. Por otra parte, existen mujeres a las que les puede  preocupar que el uso de un vibrador estropee el sexo con su pareja.

En general, no hay de qué preocuparse, el vibrador no te hará adicta.

8- Todo el mundo se masturba de la misma manera



Un mito completamente falso. La privacidad es un factor crucial para toda persona y cada quien disfruta de ella de distinta manera. 

No existe manera correcta o incorrecta de masturbarse.

Por ejemplo, cuando hablamos de masturbación, nos referimos a tocar, presionar, frotar o masajear el área genital de una persona, los pezones u otras áreas erógenas con los dedos o contra un objeto, como una almohada.  Esto también puede incluir la inserción de dedos o de un objeto en la vagina o el ano; o la estimulación de los órganos genitales con juguetes, como un vibrador eléctrico.

Existen tantas maneras diferentes de masturbarse como personas. 

Mientras lo que estás haciendo no sea peligroso para ti o para otros, entonces puedes masturbarte como quieras.

9- No es saludable masturbarse durante la menstruación.



Este es uno de los mitos sobre la masturbación creados en las generaciones pasadas. La menstruación ha sido el foco de numerosos rumores en la vida de la mujer, especialmente cuando se trata de la masturbación.

Se trata de una afirmación completamente falsa. De hecho, es seguro y saludable para una mujer masturbarse cuando está menstruando, pues un orgasmo es una gran forma natural de inducir la relajación muscular. 

Como resultado, algunas mujeres se masturban durante la menstruación para aliviar los calambres menstruales.

10- Si no te masturbas, tienes problemas

La frase "todo el mundo lo hace" no es del todo cierta, pues se estima que el 95% de los hombres y el 89% de las mujeres se han masturbado. 

Sin embargo, eso no es ciertamente todo el mundo.

Algunas personas nunca lo hacen y se las arreglan para tener una vida sexual satisfactoria

11- La masturbación tiene un límite de edad

Así como no hay un momento adecuado para empezar, tampoco hay un momento adecuado para parar. 

Nunca se es demasiado viejo para masturbarse, pues es una actividad perfectamente saludable a cualquier edad.

12- Causa riesgos a la salud

Lo cierto es que, la masturbación es la mejor forma de sexo seguro. 

Los únicos "riesgos" involucrados son los obvios: irritación de la piel, reacciones alérgicas a los materiales o ingredientes lubricantes, o infección por el uso de juguetes sin lavar. 

Por ello es recomendable lavar cualquier clase de accesorios antes de usarlos en ti u otros compañeros. Aparte de eso, los únicos riesgos son psicológicos; por ejemplo, algunas personas se sienten avergonzadas o culpables por masturbarse debido a sus creencias, principalmente.

13- Las mujeres tienen un número finito de orgasmos

Mil veces no. Entre todos los mitos que rodean a la masturbación femenina, este es el más falso

Algunas personas creen que a medida que envejeces, la capacidad de tener orgasmos en la mujer desaparece de forma natural, lo cual es completamente errado.

La edad no cambia la calidad de tus orgasmos o la frecuencia. 

Afortunadamente, todos tenemos el potencial para un número infinito de orgasmos.

14- La masturbación mata tu deseo sexual

Ocurre completamente al contrario, la masturbación se posiciona como una de las mejoras maneras de aprender sobre nuestra propia sexualidad.

De esta manera, nos permite descubrir lo que nos gusta y lo que no nos gusta, lo que puede hacer que el sexo con una pareja sea mucho más agradable.



15- ¿La masturbación en la mujer puede ser común?

Uno de los mayores mitos sobre la masturbación es si se cuestiona si es común, cuando la masturbación es completamente normal.

Además, es claro que ofrece grandes beneficios para la salud, incluyendo un mejor sueño, menos estres,  tensión y dolores de cabeza. Y otros beneficios psicológicos y físicos, como mejorar el acondicionamiento del cuerpo.

 

16- En las relaciones las mujeres no se masturban

Esta es una afirmación completamente falsa, pues tanto hombres como mujeres se masturban si están en una relación o solteras. 

Sin embargo, esto ocurre de diferentes maneras. Por ejemplo, algunas personas suelen sentir celos cuando sus parejas se masturban porque piensan que les están engañando. Otros piensan que su pareja se masturba porque no son lo suficientemente buenos.

Este factor siempre dependerá del tipo de persona con el que te relaciones.

Por otra parte, algunas personas se masturban juntas e incorporan la masturbación a su repertorio sexual y a otras parejas les gusta verse a sí mismas masturbarse.

Existen numerosas maneras de disfrutar de esta práctica, la cuestión es elegir con tu pareja la que mejor se adapta a ustedes.



¿Por qué existen tantos mitos sobre la masturbación?

Los mitos sobre la masturbación femenina provienen del miedo y la ignorancia sobre la salud y la sexualidad humana.

 La mayoría de la gente se masturba y a lo largo de la historia la mayoría de la gente siempre se ha masturbado.

Es claro que esta práctica no es mala ni peligrosa, sino una manera normal y saludable de aprender sobre la sexualidad y alcanzar el orgasmo -en algunos casos por primera vez-

Está bien masturbarse a menudo o raramente. Del mismo modo, no hay nada malo en no masturbarse si no se quiere. 

Lo ideal es elegir lo que deseas en base a lo que es bueno y correcto para ti, en vez de basarte en los temores de lo que otros puedan pensar o en los mitos sobre lo que la masturbación puede hacerle a tu cuerpo. 

Ahora, es claro que el acto de masturbarse es femenino en su totalidad. Por lo tanto, es hora de decirle adiós a los viejos tabúes y mitos e iniciar un viaje de autodescubrimiento y placer únicos.

¿Lista para autoestimularte? Estamos seguros que con estos consejos ya no te quedan dudas. ¡Disfruta!

Comentario

Deje su comentario