Los orgasmos secos. Qué son y cómo tenerlos?

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 772

Tu mente puede estar saturada de conceptos e ideas limitantes sobre el sexo y el placer. Muchos de nosotros hemos crecido en entornos donde se nos enseñó que el sexo era solo para procrear y que estaba mal recurrir a él para la satisfacción de los deseos propios. ¿Te sientes identificado al respecto?

A medida que pasamos por la pubertad, la pornografía constituyó la base de nuestra ‘educación sexual’ y más que nunca lo es para los jóvenes de la actualidad debido a la gran propagación que ha tenido. Sin embargo y aunque el consumo de este tipo de contenido nos permite explorar fantasías que de otra manera son inalcanzables para el común de los mortales, la pornografía el gran inconveniente de que refuerza la idea de que el sexo debe basarse solo en el acto de la penetración. 

Esta clase de razonamientos genera en nosotros patrones limitantes que nos impiden disfrutar de una vida sexual satisfactoria. Así pues, hombres y mujeres dejan de explorar el potencial orgásmico de su propio cuerpo… ¡Hay tantas formas de sentir y experimentar el sexo! 



La eyaculación y el orgasmo son procesos distintos

Los hombres normalmente asumimos que la eyaculación y el orgasmo son procesos inseparables que suceden en simultáneo. Sin embargo, esto no es verdad, la eyaculación es un fenómeno y el orgasmo es otro. Aunque parezca increíble o incluso imposible, los hombres tienen la capacidad de experimentar intensos orgasmos sin eyacular. 

¿Qué cómo se puede lograr esto? Se dice que las mujeres son naturalmente multiorgásmicas, pues bien, los hombres también tienen el potencial de serlo a través de lo que conocemos como orgasmo seco, esto es, un orgasmo no eyaculatorio. Sucede cuando se llega al clímax sin que se dé la expulsión de la eyaculación. 



¿Qué diferencia hay entre la eyaculación y el orgasmo?

El orgasmo es un reflejo neuromuscular. Los músculos se cargan de energía, se contraen y luego sucede una descarga de esa energía. Es ese instante donde la excitación y el placer alcanzan su cima, y los sentimientos de pasión y lujuria brotan sin refrenarse. Es el clímax de una relación sexual. La eyaculación, en cambio, solo es la expulsión de semen por la uretra. 



¿Cuáles son las ventajas de tener orgasmos secos? 

Los orgasmos secos pueden proporcionar al hombre una mayor cantidad y calidad de placer, ya que pueden alargar el tiempo de la relación sexual. En otras palabras, esto es sinónimo de mantener la erección por más tiempo, tener un mayor control eyaculatorio, aumentar el número de orgasmos que puede experimentar en una misma relación sexual y hacer que estos sean más placenteros. 

De este modo, uno de los principales beneficios del orgasmo seco es que ayuda a combatir eyaculación precoz y forma parte de la práctica del sexo tántrico. Puede recurrirse al aprendizaje y la práctica del orgasmo seco como una alternativa no farmacológica para retrasar la eyaculación y  mejorar y aumentar la calidad de las erecciones.



¿Los hombres pueden controlar cuando van a eyacular?

En la práctica del sexo tántrico se utilizan ejercicios que ayudan a desarrollar el control eyaculatorio. Dicho de otro modo, es algo que puede aprenderse. Conseguir el control de las eyaculaciones y experimentar orgasmos secos, se consigue con la práctica prolongada y constante. 



¿Entonces, qué es exactamente el orgasmo? 

El orgasmo, a grande rasgos, consiste en un conjunto de fenómenos neurofisiológicos y corporales. Aunque suene un poco extraño, el orgasmo no se trata exclusivamente de sexo; perfectamente puede estar disociado del placer sexual. ¿Recuerdas esos momentos de dicha absoluta en que escuchabas tu canción preferida, comías tu comida favorita o veías una película que te gustaba mucho? Se podría decir que este tipo de experiencias placenteras representan un orgasmo en sí mismas. 

La eyaculación, en cambio, está íntimamente relacionada a la excitación y el placer sexual. La sensación eyaculatoria producida por el avance del líquido seminal en los órganos genitales, depende del nivel de fuerza de los músculos encargados de contraer y sostener al pene (músculos PC o pubococcígeos), los cuales también se encargan de expulsar el semen por la uretra. 

Si estos músculos son entrenados, pueden incrementar el control eyaculatorio con el tiempo y la práctica disciplinada. Después de eyacular, el pene generalmente pierde la erección, así que si el hombre es capaz de contener la eyaculación por más tiempo, esto significa que en consecuencia aumentará la duración de sus erecciones, lo cual al mismo tiempo aumenta la intensidad de los orgasmos. Además, el orgasmo seco es el que da al hombre la cualidad de ser multiorgásmico, ya que este tipo de orgasmo puede producir incontables veces en una misma relación sexual, para posteriormente tener un orgasmo eyaculatorio



¿Cómo lograr un orgasmo seco?

Muchos hombres que se masturbaban durante la infancia experimentaron al menos un orgasmo seco. Como sus órganos sexuales no se habían desarrollados, llegaban al pico de placer sexual pero no eyaculaban. ¿Eres uno de ellos? Si es así, más que desarrollar la capacidad de tener orgasmos secos, solo debes reconectar con esa característica innata de tu cuerpo. Y aquellos hombres que nunca antes han tenido un orgasmo seco, de igual forma pueden desarrollarlo. Una gran herramienta para conseguirlo es la meditación tántrica y el masaje tántrico.

El Tantra es una tradición oriental originada hace miles de años que enseña a las personas a disfrutar de su sexualidad al máximo y que propone una forma diferente de tener relaciones sexuales, donde la prioridad no es alcanzar el orgasmo, sino gozar al máximo cada sensación, caricia y detalle que hacen parte del acto sexual. Parte de su enseñanza, va dedicado al cultivo y el manejo de la energía sexual que tenemos los seres humanos.



Ejercicio para preparar tu mente y tu cuerpo para los orgasmos secos



Puedes hacer este ejercicio para la próxima vez que vayas a masturbarte. La idea es que vayas cambiando la forma en que te masturbas. Imagina que el acto tiene una escala de nivel de excitación que va de 5 a 10, donde al llegar a 10 se produce la eyaculación.



PASO 1 

Empieza a masturbarte sin pensar en nada en específico. ¡No se vale usar la imaginación, solo usa tu propia mano! Hazlo despacio, sin tener nada de prisa. Reserva una hora de tu día o dos para hacer este ejercicio. 



PASO 2 

Continua masturbandote de esa forma. Llegas al nivel 5 de excitación cuando comienzas a excitarte y tienes una erección. Alcanzas el nivel 6 y 7 a medida que te sigues estimulando y la excitación se intensifica, así que, en ese punto, deja de tocar tu pene. Simplemente para, no al punto de perder la erección y la excitación por completo. Solo observa lo que está sintiendo tu cuerpo y tócate de cuando cuando sientas que has vuelto al nivel 5 de excitación. 



PASO 3

Sigue masturbándote. Cambia gradualmente el nivel de excitación que alcanzas en la escala antes de detenerte. Llega al nivel 7 y detente. Baja al 6 y ahora llega hasta el 8. ¡Másturbate más y sube hasta el 9! 



PASO 4 

Cuando llegues al nivel 9 es el momento de parar y contemplar lo que tu cuerpo experimenta. El nivel de excitación 9 está justo antes de llegar a la eyaculación, así que detente cada vez que llegas a ese nivel. Cierra los ojos y respira lentamente. Siente las diferentes áreas de tu cuerpo y deja que tu cuerpo disfrute la experiencia. Y luego, regresa otra vez al 8.



PASO 5

Masturbarte nuevamente, despacio, y avanza en la escala. Llega al nivel 8, 9 y después 10. Solo ahora puedes eyacular. Eyacula en ese momento y disfruta al máximo las diferentes sensaciones que experimenta tu cuerpo. 

El objetivo de este ejercicio es reeducar sensorialmente a tu cuerpo, para que tus órganos sexuales se acostumbren a retardar la eyaculación y tengas más tiempo para disfrutar del sexo. Esta práctica te permitirá ir rompiendo gradualmente los patrones que han adquirido tu mente y tu cuerpo al momento de sentir placer sexual. Además, te permitirá ser más autoconsciente  

Practicar este ejercicio frecuentemente es una excelente manera de comenzar a adentrarse en el mundo del orgasmo seco. Antes de que el hombre sea capaz de tener orgasmos sin eyacular, debe desarrollar toda una técnica, y así como está este ejercicio, el Tantra enseña en detalles muchos otros. Comienza con este ejercicio y a medida que sientas que lo dominas, continúa la práctica nuevos ejercicios que te permitan aprender a controlar tu respiración y a fortalecer los músculos PC, los cuales producen las contracciones de la pelvis durante el orgasmo. 

Para que un hombre pueda desarrollar la capacidad de tener orgasmos secos, es necesario que esté dispuesto a hacer un cambio de paradigma en cuanto a la manera en que concibe la sexualidad masculina. El hombre puede prolongar el momento en que va a eyacular, así como tener orgasmos más duraderos. Solo hace falta que comience a aprender, practicar y educarse sobre el apasionante mundo del sexo tántrico y las técnicas que ofrece. 




Etiquetas: orgasmos secos

Comentario

Deje su comentario