Masturbadores Prostáticos, una puerta diferente al placer

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 743

La masturbación tiene un rol fundamental en la sexualidad, pues es una actividad sana, normal y común en hombres y mujeres.

¿Qué hombre no ha sentido alguna vez la curiosidad de experimentar un orgasmo “allá atrás”? Aunque gran parte de la población masculina rechaza esta forma de placer −sobretodo hombres heterosexuales que lo consideran una práctica exclusivamente homosexual−, lo cierto es que masajear la próstata puede ser muy sano y placentero. 

El hecho de estigmatizar esta práctica al tildarla de ser válida únicamente para un tipo de hombre con determinado perfil, es tan solo otra muestra de prejuicios sociales a los que hemos decidido darle importancia. 

Dicho así, para aquellos capaces de dejar los tabúes a un lado, surgen algunas incógnitas: ¿Cómo puedo estimular la próstata? ¿Qué beneficios tiene para mi cuerpo? ¿Realmente produce placer? Si estas dudas rondan por tu cabeza, estás en el artículo correcto. Veamos.

¿Por qué masajear la próstata?

La próstata es una glándula pequeña ubicada en el recto, unida a la uretra en la base de la vejiga. Su tamaño es similar al de una nuez y desempeña un papel muy importante en el sistema reproductivo masculino, pues produce gran parte del líquido que se encuentra en el semen.

Lo que muchos hombres ignoran es que este pequeño órgano produce gran placer cuando es masajeado o estimulado. 

De hecho, muchos especialistas en el área de salud sexual se han referido a ella como “el punto G masculino” o punto P. En referencia a que es una zona con gran número de terminaciones nerviosas, propensa a producir orgasmos intensos. 

Sin embargo, es importante tener claro un elemento: La próstata -en sí- no puede ser tocada. 

Entonces ¿Cómo estimular esta glándula?

Es simple, se debe aplicar presión a través del ano para estimularla.

Ahora bien, esto podría suponer un dilema para muchos hombres.

El motivo es que muchos hombres heterosexuales temen que si comienzan a practicarla, podría cambiar su orientación y preferencias sexuales. 

Esto es solo un mito y una idea equivocada. 

La próstata es solo otra parte de nuestro cuerpo sensible a la estimulación. De ninguna manera nos convertiríamos en una cosa o en otra por el simple hecho de estimularla. 

Recuerda: la sexualidad debe disfrutarse sin prejuicios y no tiene de malo conocer y explorar nuestro cuerpo. 

¿Qué es un masajeador prostático?

Se trata de un juguete sexual más estrecho que un vibrador, diseñado específicamente para estimular la glándula prostática. 

La forma de este instrumento es similar a la de un dedo ligeramente curvado. 

El propósito de su forma es el siguiente: entrar en el ano, recorrer el recto y brindarle a la próstata el estímulo necesario.

Recordemos que el ano −a diferencia de la vagina− no es flexible y no se estira, por lo que para llegar a la próstata, primero hay que acostumbrar el ano a la presión del masajeador primero.

Ante de introducir el objeto, es conveniente lubricar el ano internamente. Debido a la alta sensibilidad de la región recto-próstata, se debe tener cuidado al momento de usarlo. 

¿Qué tamaño tiene un masajeador de próstata?

Estos juguetes vienen en diversos tamaños, materiales y formas; pero todos comparten ciertas características básicas.

Su forma, como ya hemos dicho, es ligeramente curvada . Esto facilita la aplicación de presión suave pero poderosa sobre la próstata.

Además, existen muchos masajeadores prostaticos que también estimulan el perineo. 

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de adquirir un masajeador prostático?

Comprar un masajeador de próstata puede llegar a ser una tarea compleja si nunca has tenido uno de estos objetos y no tienes ninguna experiencia previa que te sirva como referencia. 

En efecto, si eres primerizo, conocer el tipo de masajeador que te vendría bien sería el primer paso.

Otros elementos a considerar son los siguientes:

El material

Generalmente están fabricados a base de:

Vidrio

Si prefieres sentir algo sólido e inflexible, este masajeador es el indicado para ti. Tienen una amplia gama de colores y diseños, por lo que suelen ser atractivos para cierto tipo de consumidores.

Es perfecto para aquellas personas a las que le gustan los juguetes eróticos transparentes para observarlos durante la masturbación o la relación sexual.

Sin embargo, debes contar con un presupuesto holgado para adquirirlos, pues las versiones económicas no suelen ser de la mejor calidad.

Silicona

Son los más comunes en el mercado. Se caracterizan por ser flexibles, suaves y fáciles de limpiar; por lo que trabajar con este masajeador suele ser muy sencillo

Además, mantienen un bajo costo y excelente calidad.

Acero inoxidable

Estos se coronan como los mejores. Son más duraderos y fuertes que la silicona o el vidrio.

Cumplen satisfactoriamente su función, pues proporciona sensaciones placenteras mientras es usada.

De hecho, con el cuidado adecuado pueden durar hasta años.

El tamaño

Un elemento clave a la hora de elegir tu masajeador prostático. Este se reduce completamente a una cosa: ¿Qué tamaño te hace (o te haría) sentir cómodo?

Recuerda: Nunca debes forzar el ano ni hacer presión de más, pues podría causarte daños. 

Te recomendamos que te tomes tu tiempo para descubrir qué es lo que puedes manejar

Lo ideal es iniciar con un dedo y mucho lubricante. Una vez que te acostumbras a la sensación, puedes comenzar aumentando el tamaño y la longitud de tus juguetes.

Beneficios de masajear la próstata 

¿Todavía no te atreves a intentarlo? Masajear la próstata puede traer grandes beneficios para la salud y vida sexual como:

1- Orgasmos intensos 

Si masturbarse te produce gran placer, estimular la próstata con un masajeador te dejará con la boca abierta, pues obtendrás un orgasmo más intenso. De hecho, la intensidad y duración del orgasmo puede aumentar un 33%, según algunos estudios. Por esto la próstata es considerada “el punto g” masculino. 

2- Beneficia la salud prostática  

La mayoría de los caballeros sufre al menos una vez en su vida de prostatitis, un tipo de infección en el tracto urinario que causa dolor e hinchazón en la próstata. Para tratar este padecimiento no existen muchos medicamentos, por lo que masajear la próstata suele ser recomendado para apaciguar el dolor e inflamación.

3- Ayuda a prevenir enfermedades en la próstata  

Esta glándula puede sufrir de diversos trastornos como la HBP (hiperplasia benigna de próstata) y el temido cáncer prostático. Masajear la próstata es una de las maneras más efectivas de combatir estos males. El estímulo y posterior drenaje de fluidos de esta zona supone un gran beneficio para la salud de los hombres.

4- Previene la impotencia sexual 

Según algunos estudios, el masaje prostático mejora el flujo sanguíneo en dicha glándula, lo que aumenta la circulación y podría combatir la impotencia sexual.

Comentario

Deje su comentario