Tipos de vulvas Descubre cuál es la tuya y cómo estimularla

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 860

Tanto hombres como mujeres solemos creer que todas las vulvas, vaginas y penes son iguales, y es que en realidad cada una es única. Y aunque haya muchos tipos, aquí hablaremos de los tipos de vulvas más comunes, y además hablaremos de algo muy picante: algunos consejos para estimular correctamente tu aparato reproductor.

¿Te animas a conocer por dentro y por fuera más de tu órgano encargado de dar placer? ¡Conozcamos más de los tipos de vulvas y vaginas!

Diferencias entre vulva y vagina

Primero que nada, un poco de anatomía básica no viene nada mal. Hay que saber diferenciar entre vulva y vagina, porque no muchos conocen cuáles son las diferencias:

· Vagina: Es el conducto interno que conecta la vulva con el útero, que transporta la menstruación y por donde se tienen relaciones sexuales.

· Vulva: Es la integración de los órganos sexuales externos como el monte de venus, labios (externos e internos), orificio uretral y clítoris.

En términos regulares, las vaginas son prácticamente iguales variando en tamaño y grosor adaptándose a la capacidad de estiramiento natural de la misma. En promedio, una vagina mide unos 12 cm de longitud y 3 cm de ancho.

En este artículo nos centraremos en los tipos de vulvas, que es lo que seguramente te interesa. Sin embargo, hay que continuar con un poco más de anatomía antes de ir al área de los tipos de vulvas.

Partes de la vulva

· Capuchón del clítoris: Tejido de piel ubicado alrededor y encima del clítoris. Puede o no recubrir al clítoris.

· Labios externos: Son parte de la piel que está a la vista. Son pliegues que rodean la abertura vaginal y que suelen ser carnosos y recubiertos de vello púbico.

· Labios internos: Son la parte de piel que se encuentra en los extremos externos de la vagina. Inician en el clítoris y termina en el pliegue de la abertura vaginal.

· Vagina: Como comentamos antes, es el área que conecta la vulva y el útero.

· Clítoris: Es el órgano dedicado al placer femenino. Se encuentra ubicado justo debajo del capuchón del clítoris.

· Uretra: Es el agujero por donde sale la orina. Se encuentra ubicado entre el clítoris y la vagina.

· Monte de venus: Es el área que protege el hueso púbico y se encuentra ubicado arriba del clítoris. Suele estar recubierto de vello púbico.

Tipos de vulvas

Repasado un poco la anatomía básica, es hora de que conozcas todas las formas de vulvas, y es que no todas son iguales:

Según el labio interno

Algo muy curioso de las vaginas es que no siempre tienen el labio externo recubriendo al labio interno. En algunas ocasiones, el labio interno o menor es el protagonista del look de tu vulva:

· Mariposa: Este tipo de vulvas cuentan con unos labios internos prominentes que sobrepasan a los externos y que cuentan con una forma de alas. Una pega de este tipo de vulvas es que a menudo tapan al clítoris, complicando la estimulación.

· Vestido: Este tipo de vulvas cuentan también con labios internos prolongados, que, de hecho, son mucho más largos que los labios externos, lo que causa que luzcan en zigzag. 

· Tip: Este tipo de vaginas se complementan bien con los aceites lubricantes en agua para estimularse de mayor forma.

Según el labio externo

· De libro: ¿Si recuerdas todos esos libros de anatomía donde la vulva contaba con labios externos mayores, el labio interno no sobresalía y la forma era muy de Barbie? Bueno, déjame desilusionarte, ya que, aunque se consideran las más estéticas, son las menos comunes.

· Buñuelo: Son muy parecidas a las de libro, aunque más comunes. Su nombre lo dice todo. Son esponjaditas y con labios abultados. Esto se debe a que el hueso púbico suele ser bastante prominente. ¡Solo queda darles una probada, a ver qué tan dulces son!

· Herradura: Estas vulvas cuentan con labios externos con una “abertura” en el área superior donde se pueden ver los labios menores, pero tapando el área baja de la vulva.

· Tulipán: Se caracterizan por su forma de capullo. Los labios menores están expuestos cada vez en mayor forma a lo largo de la longitud de los labios mayores.

Según otras clasificaciones:

· Caperucita roja: Se caracterizan porque el capuchón ubicado en la parte alta de la vulva es tan grande que recubre el clítoris. Esto repercute directamente en la sexualidad, ya que, al no estar expuesto el clítoris, se dificulta un poco obtener placer en esta área. Por ello, se recomienda retirar el capuchón para dejar a la vista el clítoris, ya sea para la masturbación, estimulación o sexo oral. Si quieres sacarle todo el jugo a tu vulva puedes usar un estimulador de clítoris.

· El tesoro: Este tipo de vulvas son todo lo contrario a la anterior, y es que en vez de estar oculto el clítoris, está muy expuesto y sobresale. Sin duda, se trata de una de las vulvas más fáciles de estimular, ya sea en masturbación, estimulación o sexo oral.

¡Esto es todo! Recuerda disfrutar de tu vulva y vagina y cuidarla gracias al sexo seguro. Además, no olvides que puedes hacer uso de juguetes eróticos para divertirte sola o en pareja ¡Descubrirte nunca está demás!

Etiquetas: Vulvas clitoris

Comentario

Deje su comentario