Desmintiendo mitos sobre el flujo vaginal: olor y sabor natural durante el sexo oral

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 964

Muchas veces se tienen falsas percepciones sobre el olor y sabor del flujo femenino. Y es precisamente eso lo que hace que se comiencen a crear tabúes e inseguridades en las mujeres, y todo por falta de conocimiento sobre el tema.

Si hay algo que debemos tener muy presente a la hora del sexo, es que la vagina tiene un ambiente natural ácido, y que es completamente normal que tenga cierto tipo de olor y sabor característico. No existe vagina completamente sin olor, y muchísimo menos sin sabor, pues por el contrario, si tu chica no se moja a la hora del sexo, algo está yendo muy mal.

Por supuesto, las mujeres nos acomplejamos muy fácilmente con el olor vaginal, y es precisamente eso lo que hace que no disfrutemos de recibir un buen oral, por estar siempre pensando en los prejuicios, o que algo está mal en nosotras.

Debemos siempre tener en mente que la vagina por ser un medio ácido, siempre va a tener cierto tipo de aroma que la identifique, además de un sabor amargo completamente natural. Y que también, existen miles de bacterias y hongos que son completamente naturales, y que es precisamente esa acidez lo que hace que estos se mantengan en una cantidad controlada para no convertirse en un ambiente patológico y fuera de lo normal.

Sin embargo, debemos tener muy presente que la vagina no huele ni sabe a pescado, como muchas personas falsamente piensan o se expresan de esa manera. La vagina simplemente huele y sabe a vagina, y eso es algo que debemos aceptar, para darle rienda suelta a nuestra sexualidad de forma natural y segura.



¿Cuál es el sabor del flujo de la mujer?

Sin lugar a dudas, la vagina es un órgano bastante particular. Tiene su propio micro ambiente aislado del resto del cuerpo. Además de contar con miles de terminaciones nerviosas, lo que hace que el sexo sea algo absolutamente placentero.

No obstante, para poder disfrutar a plenitud de todas las situaciones pasionales y eróticas, debemos conocernos a nosotras mismas, y a nuestro órgano sensible que nos representa de una forma increíblemente única.

Un punto importante que debemos resaltar, es que no todas las vaginas saben igual, y no todas olemos igual. Y eso es precisamente lo genial de ella, pues nuestra vagina se encarga de identificarnos como mujeres. Y vaya que lo hace muy bien.

El sabor del flujo femenino queda determinado por las bacterias que naturalmente habitan en la vagina. Ese delicioso cóctel que ofrecemos a la hora de recibir sexo oral, es lo que nos delata, pues es en ese momento donde nos mostramos más vulnerables, dejándonos conocer de una forma completamente única.

Es por eso que debemos saber que el sabor del flujo de una mujer, va de la mano de lo que comemos en nuestra dieta diaria. Además de que también varía (al igual que el olor) dependiendo del momento del ciclo menstrual en el que nos encontremos.

Por ejemplo, cuando estamos cerca de nuestro periodo, el sabor del flujo femenino tiene un sabor parecido al del metal, y esto se debe a la presencia del hierro en la sangre. En ese caso, si lo que deseas es mejorar el sabor de ese flujo femenino, puedes darle a tu vagina un tratamiento de spa, dándole un baño de vapor colocando a hervir hierbas, y sentarse a una distancia corta del agua caliente, dejando que este vapor entre por tu vagina.

Asimismo, puedes mejorar el sabor del flujo femenino, añadiendo a tu dieta diaria el consumo de frutas de origen cítrico, como piña, melón, mango, kiwi, o pepino, lo que hará que tenga un sabor mucho más dulce y agradable, y elimine cualquier rastro amargo que pueda tener.

Es importante destacar que los alimentos que no ayudan a mejorar el sabor del flujo de la mujer, o en su defecto hagan que se produzca un flujo de mal sabor, son el ajo, la carne roja, el café y los espárragos. Además del hábito de fumar, que no le hace para nada bien al olor y sabor del flujo femenino.

También, los antibióticos y el uso de drogas pueden hacer que el sabor del flujo femenino sea más amargo de lo normal. Al igual que puede convertir tu vagina en un cóctel de flujo de mal sabor.



Borra los mitos de tu mente sobre el sabor del flujo de la mujer y dale rienda suelta al sexo oral

Antes de saber que vamos a tener sexo, las mujeres solemos prepararnos muy bien, para poder causar una buena impresión. Pero no solamente debemos estar listas físicamente, sino también mentalmente, pues siempre debemos dejar de lado todos los prejuicios e inseguridades que podemos sentir sobre nuestra vagina, y el olor y sabor del flujo femenino.

Sin embargo, debemos tener siempre presente que aunque hagamos la dieta más saludable, o preparemos nuestra vagina antes de recibir sexo oral, este órgano tan sensible seguirá teniendo su olor particular, y es simplemente el de cada una de nosotras, como nuestra tarjeta de identificación.

Tu vagina sabe a ti, y cuando permites que tu pareja se acerque a tu zona más sensible, estás dejando que disfrute de toda tu esencia, con esas maravillosas gamas de sabores excepcionales, que solo tú podrías brindarle.

Comentario

Deje su comentario