Qué es el succionador femenino, cómo usarlo y más

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Juguetes de: Comentario: 0 visto: 749

Solo 5 minutos. Esto es lo que toma un succionador femenino en llevar al orgasmo, al menos según han dicho la mayoría de chicas que se han animado a probarlo. Puede que suene como una propaganda barata, pero no lo es.

Para poder entender cómo es que un pequeño juguete ha revolucionado la industria de los juguetes sexuales para mujeres, analizamos el succionador de clítoris para saber qué es, cómo funciona y cuáles son los mejores del mercado.

¿Qué es un succionador de clítoris?

Un succionador femenino es un juguete sexual dedicado a la estimulación de clítoris. A diferencia de otros juguetes, este apuesta por la estimulación sin penetración.

Cabe destacar, que este dispositivo está compuesto por un cabezal circular que emite ondas vibratorias, pero que sin embargo no llega a tocar el clítoris, ofreciendo una sensación muy distinta a lo habitual. El dispositivo suele contar con resistencia al agua, ya sea total o parcial para facilitar su lavado y uso en cualquier situación.

Su popularidad ha aumentado gracias a las redes sociales y ha generado mucha incertidumbre entre las damas al tratarse de un producto nuevo. Las ventas hablan por sí solas, y actualmente se trata del juguete sexual femenino más demandado, superando incluso al bunny o vibrador dual.

¿Cómo funciona?

El succionador suele contar con la función de vibración y succión, que suelen activarse en conjunto en la mayoría de modelos. Un aspecto curioso es que la vibración es distinta a la "estándar" en la mayoría de juguetes sexuales, ya que más que vibraciones, realiza suaves embestidas.

La succión se realiza mediante un miniaspirador con potencia ajustable que causa un efecto de vacío que se genera en el interior de la boquilla del succionador femenino.

Tipos de succionadores de clítoris

Hasta el momento, existen dos tipos de succionadores de clítoris:

  • Succionadores: Son los más básicos. Utilizan un miniaspirador con potencia ajustable que realiza un masaje al clítoris mediante una vibración al vacío.

  • Succionadores sónicos: Gozan de un sistema similar al anterior, pero también implementan una lengüeta suspendida en el interior de la boquilla que maximiza las vibraciones logrando estimular la parte interna y externa del clítoris.

Hay que entender que, aunque ambos dispositivos cuentan con un sistema similar, las sensaciones no son iguales. Los succionadores sónicos podrían no ser recomendables para mujeres con un clítoris demasiado sensible, ya que podría causarles una leve molestia en altos niveles de intensidad.

Mejores succionadores femeninos

Aún hay muy pocas marcas de succionadores en el mercado, sin embargo, cada una ofrece diferentes características interesantes. Vale la pena echarles un ojo para elegir el succionador ideal.

Ritual Shushu

Por primera vez, estarás de acuerdo en que pequeño es mejor gracias a Shushu, de Ritual. Este pequeño succionador estimula el clítoris y lleva al orgasmo en minutos. Su cabezal está realizado en silicona líquida y brinda la mayor suavidad, ideal para estimular las zonas más sensibles.

Cuenta con un diseño ergonómico y pequeño perfecto para llevarlo a todos lados. Además, tiene potencia y vibración graduables. Si te interesa comprar juguetes sexuales, puedes adquirirlo aquí por un precio muy bajo.

Satisfyer Pro 2

Este succionador sónico es el más popular de todos, y no por nada, ya que ha causado más orgasmos que muchos hombres durante toda su vida en su corto periodo de lanzamiento. Tiene un cabezal extraíble e intercambiable para fácil limpieza, y 11 niveles de potencia.

Lelo Sona 2

Por último, pero no menos importante, este succionador un poco más grande, también goza de muy buena popularidad gracias a que consigue llevarte al clímax en minutos. Su diseño está pensado para un cómodo agarre.

Cómo se usa un succionador femenino

El uso de los succionadores es muy sencillo. Solo tienes que fijar la boquilla del dispositivo alrededor del clítoris, encenderle y dejarle quieto para disfrutar del placer. Si quieres ser mucho más creativa y juguetona, puedes pasar también el succionador por tus pezones.

Aunque este juguete genera una cantidad de placer exuberante, depende de ti saber cuándo implementarlo durante la masturbación. Puedes usarlo al principio, mitad o finales de la masturbación. Si sientes más sensibilidad de la que te gustaría sentir, puedes probar a ajustar la potencia de tu juguete.

Una vez tengas un succionador de clítoris en tus manos, el límite es el cielo. Puedes probar a jugar en el baño o en cualquier otro momento. Los succionadores son muy silenciosos, así que no tienes nada de qué preocuparte.

Puedes combinar uno de estos juguetes con lubricantes en base de agua (nunca en aceite) para preservar la durabilidad del mismo. Todo es cosa de gustos y puede que te guste más sin lubricante, todo es cosa de probar. ;)

¿Se puede usar un succionador en pareja?

Una de las preguntas más relacionadas al respecto de los succionadores es si se pueden combinar con una sesión de sexo. La respuesta corta es sí, aunque lo ideal es saber combinarlo con las posiciones sexuales correctas.

Eso sí, puede que sea algo complicado fijar el juguete sin moverlo durante el coito. Lo mejor que se puede hacer para alcanzar el éxtasis es combinar la penetración con la estimulación del clítoris gracias al succionador. De esta forma, no solo lograrás tener orgasmos, sino multiorgasmos fácilmente.

Impacto en las relaciones sexuales

A pesar de que lo parezca, no todo es positivo tratándose de succionadores femeninos. El problema relacionado con este dispositivo es el mismo que el de muchos otros juguetes sexuales: la dependencia.

Hay que recordar que el clítoris es el órgano que mayor placer brinda a las mujeres al contar con más de 8000 terminaciones nerviosas, por lo que su estimulación puede ser un verdadero vicio. Sin embargo, las sensaciones que se pueden alcanzar con un succionador no son ni de lejos las mismas alcanzadas por la penetración.

Esto podría causar que algunas mujeres que lo usen ya no disfruten de la misma forma de las relaciones sexuales. Por ello, para evitar el problema, se pueden combinar las sesiones de sexo con el uso del juguete.

¿Cuál es el precio de un succionador femenino?

Para lo bueno que suenan los succionadores, podríamos esperar que los precios fueran muy altos, sin embargo, no hay nada más alejado de la realidad. El precio de los succionadores suele rondar los 30 euros, un precio bastante asequible para la cantidad de placer que se obtiene, mucho más, si consideras que suelen contar con batería integrada y recargable, por lo que no tendrás que gastar en más nada por un largo plazo.

Desde Boudoir te invitamos a comprar un succionador femenino y que te animes a probarlo. Te aseguramos que será la mejor compra que has realizado en décadas.

Comentario

Deje su comentario