Es bueno mantener relaciones sexuales durante el embarazo?

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 524

Una prueba de embarazo positiva, indica una espera que puede superar las 40 semanas. En muchos casos, esperar al bebé significa esperar también el regreso de una vida sexual activa. Pero ¿Qué es mejor, tener sexo durante el embarazo o no?

Durante esta etapa no faltan las dudas en torno a tener relaciones sexuales ¿Daña el embarazo? ¿Acelera el parto normal? ¿Le duele al bebé? 

En el siguiente artículo podrás despejar todas tus dudas con respecto a este tema.

¿El sexo hace daño al bebé?

Esta es la pregunta que muchas parejas y mujeres embarazadas se hacen. La respuesta es no, ¡no lo hace!

Lo primero a considerar es que el bebé está protegido por el líquido amniótico y los músculos que integran al útero, así que el coito no le afectará. Por lo tanto, si el embarazo no tiene riesgo, el sexo es libre del primer al último trimestre.

De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Adelaida, Australia, reveló que mantener la vida sexual no sólo es bueno para la pareja, sino que también puede promover un embarazo más saludable.

Los investigadores concluyeron que las mujeres que tienen relaciones sexuales con la misma pareja durante al menos tres meses antes de dar a luz, tienen menos riesgo de desarrollar preeclampsia, es decir, hipertensión gestacional acompañada de proteinuria (proteína en la orina) que altera la función de la placenta y puede afectar no sólo a la madre sino también al bebé.

En cuanto a los abortos, estos suelen ocurrir porque el feto no se ha desarrollado correctamente. Por lo tanto, mantener relaciones sexuales no puede causarnos.

Así que, si tu embarazo es sano, no hay problemas con mantener relaciones sexuales.

¿Qué posición sexual es mejor?

No existen posturas especiales para tener relaciones sexuales en el embarazo, pues es una etapa en la que el cuerpo femenino experimenta diversos cambios físicos y hormonales. Por lo tanto, lo ideal es buscar una posición en la cual te sientas cómoda.

Para ello, es necesario probar varias posiciones que no causen molestias. La más recomendada a partir de la semana 20 de gestación, es acostarse de lado en la cama.

Sin embargo, puedes ir probando para saber cómo te sientes más a gusto, de manera que puedas disfrutar y sentirte cómoda al mismo tiempo

Además, el sexo oral es una práctica perfecta de realizar durante esta etapa, pues es más segura y también brinda gran placer.

El uso de juguetes sexuales

Durante todas las etapas del embarazo se pueden usar estimuladores o vibradores, por lo que el clítoris se puede estimular sin ningún problema. Sin embargo, se debe tener en cuenta lo siguiente:

Vibradores

Cuando hablamos de introducir algún juguete erótico es necesario tener mucho cuidado De hecho, la mayoría de los ginecólogos desaconsejan el uso del vibrador dentro de la vagina, pues las vibraciones producidas por el dispositivo pueden causar presión en el cuello uterino, afectando al bebé.

Si deseas usarlo internamente, hazlo únicamente  imitando los movimientos de la penetración.

Material de fabricación

Otro elemento a evitar a la hora de usar juguetes sexuales, son aquellos fabricados a base de ftalatos, un conjunto de compuestos químicos que pueden ser producir alteraciones hormonales.

Lubricantes

Es recomendable no usarlos durante la etapa del embarazo y mucho menos si nunca antes habías aplicado uno. Por lo tanto, lo mejor esperar que el bebé nazca y luego experimentar con ellos.

En el caso de que sea necesario aplicar lubricante, es recomendable buscar un lubricante de base acuosa, pues estos no son dañinos para el cuerpo. También recuerda preguntar al ginecólogo antes de realizar cualquier acción mencionada anteriormente.

Estimuladores y cremas

En cuanto a los estimuladores y cremas potenciadoras de orgasmo no hay riesgos al aplicarlos, pues son productos que se aplican en el exterior del cuerpo, por lo que no hará daño al bebé.

Sexo anal durante el embarazo

A menos que el médico indique lo contrario, es posible practicar el coito anal teniendo en cuenta las siguientes precauciones.

1. Si sufres de hemorroides, no puedes practicar sexo anal. Durante la gestación es común sufrir de hemorroides, principalmente en el transcurso de los meses. Si se llegara a practicar sexo anal con hemorroides, causaría una gran perdería de sangre, lo que pondría en riesgo la salud del bebé y la tuya.

2. Si padeces de placenta previa, debes evitar a toda costa tener sexo anal, pues podrías dañarla. Si la placenta cubre total o parcialmente el cuello uterino y entra en contacto con el pene o a causa de las contracciones del orgasmo. Es posible que la placenta se irrite, causando sangrado y una posible pérdida del embarazo.

3. No se puede combinar la penetración vaginal y anal. Ya sea porque estés en periodo de gestación o no. En ambos casos no es recomendable pasar de la penetración anal a la vaginal sin antes limpiar el pene o cambiar de preservativo. Recordemos que el ano es un área con múltiples baterías que podría desencadenar ciertas enfermedades.

¿Se puede perder el deseo sexual durante el embarazo?

Es totalmente normal, pues el embarazo es una etapa en la que el cuerpo sufre muchos cambios, principalmente hormonales, lo cual puede causar que muchas mujeres pierdan el deseo sexual.

Esto no supone un problema, pues se trata de un estado temporal. Puede que existan hombres o mujeres que no se sientan seguros con la penetración durante el embarazo y por ello no hay problema, pues existen otras maneras de brindar placer sin la penetración, como el sexo oral, los besos, las caricias y la masturbación.

¿Cuándo se debe evitar el sexo?

Lo usual es que el médico de cabecera, ginecólogo u obstetra te indique si existen contraindicaciones u otros problemas que impidan que mantengas relaciones sexuales.

Las prácticas sexuales deben ser muy limitadas o incluso prohibidas en los casos de:

  • Amenaza de parto prematuro
  • Cuello corto o dilatado
  • Placenta prematura
  • Infección
  • Preeclampsia
  • Hemorragia vaginal
  • Si hay signos de parto (ruptura del saco de agua)
  • Malestar o dolor pélvico
Etiquetas: embarazo

Comentario

Deje su comentario