Sexo Anal: todo lo que necesitas saber para practicarlo

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 714

En medio de un mundo en constante evolución, el sexo anal sigue siendo un tema tabú para muchas personas, la cual suele relacionarse únicamente como una práctica común entre hombres homosexuales.

Sin embargo, el sexo anal nunca se ha visto influenciado por la orientación sexual de una persona. De hecho, en la Antigua Roma y Grecia era un acto realizado tanto por parejas heterosexuales como hombres homosexuales, principalmente debido al estatus social.

El sexo anal puede ser una experiencia igual de placentera que el coito común. La clave está en practicarla de manera segura y correcta para obtener gran placer y nada de dolor.

¿Te interesa el sexo anal? Este es el artículo indicado para ti.

 ¿Cómo practicar sexo anal?

En la actualidad, existen numerosos juguetes eróticos y métodos exclusivos para tratar y complacer el orificio anal. Este puede ser el primer paso para adentrarte en el mundo del sexo anal, pues puedes experimentar de manera segura y placentera. 

La penetración anal es la tercera práctica sexual más realizada en el mundo y si estás interesado en intentarlo, te recomendamos lo siguiente:

Explora tu cuerpo.

Antes de iniciar esta aventura que es el coito anal, es recomendable explorar y conocer hasta qué punto tu orificio anal puede llegar su capacidad de dilatación.

Para ello, cuando te masturbes, explora la zona del ano. Intenta estimularte analmente al brindarte suaves caricias con tus dedos, ya que en esta zona existen numerosas terminaciones nerviosas que pueden proporcionar gran placer. 

Si no te sientes cómodo intentando con tus dedos, los juguetes sexuales anales serán tus aliados para complacer y explorar esta zona.

Lo ideal es sentirte cómodo mientras lo haces.

Aplica lubricante

A diferencia de la vagina que se lubrica naturalmente, el ano carece de esta característica. Por lo tanto, es necesario lubricarlo para una sesión de placer, ya sea solo o en pareja. En ambos casos, el uso de lubricante es esencial.

Existen dos tipos de lubricantes aconsejables para estas horas de placer. El primero es a base de silicona, ideal para una larga sesión. Sin embargo, aplicarlo en juguetes a base de silicona sería terrible, pues estropearia el material.

El segundo y mejor recomendado es el lubricante a base de agua, que es amigable con los genitales. Pero, es de rápida absorción, por lo que es necesario aplicar varias veces para cumplir su cometido.

Lo juegos preliminares.

La base de toda sesión sexual son los toques, las caricias y los besos, que se encargan de alimentar el deseo sexual en nuestro interior. Gracias a ello, el acto sexual sea oral, normal o anal puede ser 100% satisfactorio.

Para el sexo anal, estos juegos eróticos son perfectos. El tiempo y la paciencia juegan un papel esencial para estimular el orificio anal y posteriormente proporcionar placer.  

Una manera efectiva es besando la zona perineal y ofreciendo suaves toques circulares alrededor del ano.

El objetivo de estos juegos es incentivar la comodidad y relajar los músculos rectales.

Practica sexo seguro

Este es un elemento fundamental a la hora de practicar cualquier actividad sexual. Existen enfermedades de trasmisión sexual e infecciones en genitales que se deben evitar, pues la zona del ano puede albergar numerosas bacterias en la mucosa rectal.

Para evitar un posible contagio o posible infección, es recomendable el uso del preservativo. Este es el método de protección ideal en la práctica del sexo anal, así tengas pareja estable y ambos se encuentren sano.

Es importante pensar en el placer y la salud.

La relajación es la clave

El coito anal requiere de tranquilidad, la relajación es el elemento clave para abrir la puerta al placer. Por lo tanto, debes encontrar la posición y el modo de mantener el control de la situación, de manera que no sientas incomodidad o dolor.

La posición de cucharita es recomendable en estos casos, pues permite relajar los músculos de la zona anal y controlar todos los aspectos de dicha práctica con las manos. Desde la velocidad de la penetración hasta el nivel de profundidad del pene o juguete sexual.

La ducha anal

Un factor muy común a la hora de practicar el coito anal, es sentir que tanta relajación en el ano puede incentivar el escape de algún elemento no deseado. Esta suele ser una sensación completamente normal y natural.

Sin embargo, si deseas evitar esta clase de sensaciones incómodas y preocupantes, puedes realizarte una ducha anal. Esta se basa en lavar el orificio anal para evitar y asegurar posibles accidentes desagradables. 

De esta manera no tendrás que preocuparte y podrás disfrutar de una placentera sesión de sexo anal.

El placer es el guía

El coito anal es una práctica que puede proporcionar gran placer si se realiza con seguridad y para ello existen numerosas posiciones que causan gran satisfacción y nada de dolor.

Permite que tu cuerpo te guíe y te lleve al placer.

Y recuerda tener en cuenta el uso de lubricante, esto para tener una experiencia 100% segura y placentera

Beneficios de practicar sexo anal

Así como en la vida sexual, el coito anal conlleva a numerosas razones y beneficios al practicarlo, entre ellas:

  1.  Los orgasmos anales pueden ser muy intensos, pues el ano alberga numerosas terminaciones nerviosas altamente sensibles, de las cuales algunas se conectan a los genitales.
  2. En hombres, el sexo anal estimula la próstata, lo que lleva a un éxtasis muy intenso.
  3. Es una manera de romper con la típica rutina del coito normal
  4. No hay que preocuparse de embarazos.
  5. Permite explorar tus deseos sexuales
  6. Al igual que la masturbación, el coito y sexo oral, es beneficioso para la salud porque:

-Causa un menor riesgo de padecer hipertensión, accidentes cardiovasculares y enfermedades cardiacas.

- Aumenta la calidad del sueño

- Fortalece el sistema inmunológico

-Mejora el humor

-En hombres, la estimulación de la próstata previene la eyaculación dolorosa, prostatitis y la disfunción eréctil

Ahora, es tiempo dejar a un lado tus miedos o tabúes y tener una placentera sesión de sexo anal.

Etiquetas: sexo anal

Comentario

Deje su comentario