Comprar Bolas Kegel - Sexshop Boudoir

Bolas Kegel

Las bolas Kegel tienen en su interior otras bolas más pequeñas, creando un vacío en el interior. Compra bolas Kegel para fortalecer tu suelo pélvico y parar las pérdidas de orina. Gracias a los ejercicios Kegel fortalecerás tu suelo pélvico y mejorarás el placer sexual.

¿A qué esperas a fortalecer tu suelo pélvico con las bolas kegel?

Comprar Bolas Kegel

Para las amantes del pompoarismo, contamos con bolas Kegel para estimular la contracción de la vagina y el perineo. Esto con el fin de generarte un mayor control y conciencia de tu propio orgasmo. 

Como resultado, podrás disfrutar de un clímax intenso gracias a estas técnicas de ejercicio para el suelo pélvico.

¿Qué son las bolas kegel?

Se trata de pequeñas bolas conectadas por un cordón, con peso y fabricadas de diversos tamaños y materiales, las cuales se introducen en la vagina para realizar ejercicios Kegel, una técnica que se realiza a partir de movimientos de contracción del suelo pélvico. 

La práctica regular de estos ejercicios permite fortalecer esta área de la pelvis para que la mujer con el tiempo, sea consciente y ejerza un mejor control de su propio orgasmo.

¿Cómo se crearon los ejercicios Kegel?

Estos ejercicios tienen su origen en los orientales. El Kegel nació al sur de la India y tiempo después se extendió por el mudo, ganando la popularidad con la que hoy en día se conocen.

Todo comenzó en los años 40, cuando el ginecólogo alemán Arnold Kegel, buscaba un tratamiento para evitar la incontinencia urinaria, creando una serie de ejercicios para fortalecer los músculos del perineo.

Gracias a ello, fue posible demostrar que las contracciones también permitían a las mujeres reconocer las contracciones del orgasmo. Como resultado, se comenzaron a usar en consultorios de sexología para tratar los problemas de disfunciones sexuales.

Accesorios a usar

Dentro del mundo del Kegel es común encontrar una serie de complementos para obtener mejores resultados. Entre ellos:

Bolas: Como mencionamos anteriormente, se trata de pequeñas bolitas conectadas por un cordón que tienen pesas en su interior, las cuales se usan para ganar fuerza durante las contracciones vaginales.

Collar tailandés: Similares a las bolas Kegel con la excepción de que son ingrávidos, pues se usan para fortalecer los músculos. Esto porque ayudan a entrenar la succión y expulsión.

Conos Plevnik: Bolas pesadas de aproximadamente  20 a 70 gramos (deben ser usados con orientación). También fortalecen los músculos cuando se hace el intento de mantenerlos dentro de la vagina.

Vibradores: Usados por algunas personas para entrenar la expulsión y succión vaginal.

Las bolas Kegel y su papel en el sexo

Las bolas Kegel permiten a las mujeres entrar en contacto con su cuerpo, logrando beneficios tanto a nivel psicológico como mental. Así pues, pueden reconocer sus límites, lidiar mejor con su sexualidad y percibir nuevas sensaciones.

Entre los aportes del Kegel al sexo se encuentran: 

- Los ejercicios Kegel, además de fortalecer los músculos vaginales, también permiten a las mujeres aumentar en mayor medida la fricción entre el pene y la vagina en el momento de la penetración. Esto hace que la relación en pareja sea más agradable y los orgasmos ocurran con mayor facilidad.

- ¿Qué esperas para sumarte a los ejercicios Kegel? Si no practicas sexo con penetración, también obtendrás grandes beneficios en tu salud física y en el autoconocimiento de tu cuerpo.

- Esta clase de ejercicios facilita los orgasmos múltiples, ya que las mujeres aprenden a contraer los músculos y a relajarlos.

- Se trata de movimientos que fortalecen el suelo pélvico, el cual es un grupo de músculos y ligamentos que van desde el hueso púbico hasta el coxis. Además de las funciones sexuales, el suelo pélvico está conectado al funcionamiento del recto, la vejiga y también a las incontinencias urinarias y fecales. 

¿Cómo aprender?

Los ejercicios Kegel requieren de la orientación de un profesional calificado, que deberá guiarte paso a paso durante cada técnica a realizar.

Asimismo, es posible encontrar en internet una serie de guías y clases con vídeos que enseñan el Kegel con accesorios y sin ellos. Independientemente del caso, es de suma importancia estudiar a profundidad sobre el tema antes de iniciar cualquier clase de práctica.

Al igual que en cualquier área del conocimiento, quien desea aprender Kegel debe estar confiado de la formación y certificación de su guía. Entre los encargados profesionalmente de enseñar estos ejercicios se encuentran fisioterapeutas, sexólogos y médicos.

Beneficios para la salud 

Las bolas Kegel permiten ejercitar una serie de músculos que componen al suelo pélvico, llevando a quien realiza estos ejercicios a un punto más allá del placer. Por lo tanto, resulta una opción perfecta para aquellas mujeres con problemas para llegar al orgasmo.

En general, es posible destacar una serie de beneficios que actúan específicamente sobre ciertas dolencias o problemas que muchas mujeres pueden llegar a sufrir, entre ellos:

El Vaginismo: Cuando una mujer sufre de vaginismo, presenta un gran dolor al momento de la penetración porque contrae excesivamente la entrada de la vagina. Con los ejercicios Kegel, la mujer podrá tomar conciencia de la musculatura del suelo pélvico, siendo capaz de ejercer control tanto de la relajación como contracción.

Incontinencia urinaria: Por lo general, las mujeres que sufren de incontinencia urinaria presentan músculos frágiles. Al igual que los gimnasios, los ejercicios de Kegel son los ejercicios perfectos para ayudar a fortalecer los músculos. No obstante, en el caso de sufrir quejas por enfermedad, será necesario acudir a un médico o fisioterapeuta para un tratamiento complementario.

Atrévete a disfrutar de un orgasmo múltiple con nuestras bolas Kegel.