Cómo hacer sexo oral - Guía completa para felaciones

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Sexualidad de: Comentario: 0 visto: 824

El sexo oral es, sin lugar a dudas, una de las prácticas sexuales más comunes y placenteras para muchos. Cuando se trata de felaciones, en particular, los hombres se sienten muy empoderados.

El problema acá es que el sexo oral es todo un arte y muchas mujeres no están al tanto de eso. Y es un gran error, porque una felación puede brindar todo el poderío a la mujer por unos minutos y alocar al hombre como no tienen idea.

En este artículo te explicaremos cómo hacer sexo oral a personas con pene.

Consejos útiles para hacer sexo oral

Antes de irnos a las técnicas para una buena felación, es importante que conozcas una serie de consejos útiles que suelen ser muy útiles para la mayoría de casos. Considera que cada persona es distinta y que si realmente quieres sacarle todo el jugo a tu pareja han de tener buena confianza para saber qué le gusta a cada uno.

Sin embargo, estos consejos bien implementados te permitirán realizar mejores felaciones:

Sin dientes

La razón para que este sea el consejo número uno no es mera casualidad. Es bien sabido que el clítoris es un órgano muy sensible, incluso más que el pene.

Sin embargo, nuestro amigo con forma de hongo también es muy sensible, por lo cual los dientes pueden llegar a ser muy agresivos para tu pareja, por lo cual no se recomienda usarlos.

Sin embargo, si deseas usarlos, hay formas para usarlos correctamente. Lo ideal es que sea muy suave, y sin tocar el glande, ya que es una de las áreas más sensibles.

Empieza lento

A diferencia de lo que muchas chicas creen, los hombres no nos masturbamos a una sola velocidad como si de una batidora a todo dar se tratara. La masturbación masculina está acompañada de diferentes velocidades e intensidades para ser idónea.

Así como pasa con la masturbación, también pasa con el sexo oral. Comienza lento, sube la intensidad y varíala de nuevo.

La clave está en el cambio de velocidades para brindarle el mayor placer a tu pareja.

Confianza, antes que nada

¿Alguna vez fuiste a la escuela y expusiste algo de un tema de lo cual no tenías ni la más mínima idea? Quizás es muy tarde para contártelo, pero ¿Sabías que si empiezas a hacer tu exposición mostrando confianza es más probable que te crean?

Así es.

Vamos, que no vas a exponer, pero se podría decir que una felación es como una exposición donde necesitas mucha confianza para que tu “profesor” te apruebe.

Dale pasión, céntrate en lo que haces y deja el miedo a un lado. Si te sientes confiada de lo que haces, tu pareja lo notará y será más excitante.

Dale lengua

Algunas chicas son muy monótonas durante el sexo oral, pensando que una felación se trata de introducir el pene hasta el fondo y luego sacarlo.

Error.

Está claro que el tronco tiene sensibilidad, y que, además, es una de las áreas que más diversión se lleva. Sin embargo, es el glande el área con mayor sensibilidad y donde puedes enfocarte usando la lengua.

Sin embargo, el glande no es la única área donde puedes enfocar tu lengua. También están los testículos y el cuerpo del pene.

Succión y vibración

El pene es un órgano muy sensible a la succión y a las vibraciones. Puedes aprovechar esto a tu favor para succionar el glande o para emitir pequeñas vibraciones con tu boca.

Práctica para evitar el vómito

Hay muchos chicos que les encanta que sus parejas se lleven el pene hasta la garganta. En realidad, no se trata tanto de sensaciones, sino de hombría.

Sin embargo, la garganta profunda es complicada (a menos que tu pareja tenga un miembro mínimo), por lo cual, si quieres realizarla, deberás practicar primero para no irte en vómito.

Para ello, puedes usar un dildo e incluso el mismo dedo para llevarlo hasta que choque con la úvula (sí, la campanilla esa que está al iniciar la garganta) para aprender a inhibir las ganas de vomitar.

La mirada

La concentración es importante para poder hacer una buena felación, pero también es importante realizar contacto visual con tu pareja durante el sexo oral. Puedes usar tu mirada más sensual para que tu pareja se sienta deseoso de ti.

Además, esto también le hará sentir a tu pareja que disfrutas del sexo oral y que no lo haces por obligación.

Dale dulzura a la cosa

El sexo es igual que la cocina: se vale experimentar de todo. Por ello, puedes aprovecharte de una gran variedad de elementos que harán de la felación más divertida y deliciosa para ambos. Algunos de los alimentos que puedes introducir durante el sexo oral para poner todo más picante pueden ser:

· Caramelos mentolados: Mientras más fuertes mejor. Su efecto mentolado da un toque único a la boca, y el efecto refrescante será muy intenso con cada arcada.

· Hielo: Es la alternativa a los caramelos mentolados. Puedes probar a usarlos durante el sexo oral o, por el contrario, dejar que se derrita en tu boca minutos antes para que enfríe tus labios y boca. La sensación en el pene será única y placentera.

· Chocolate, miel, crema batida…: Estos alimentos son ideales para cuando empiezas con el sexo oral y aún no le agarras el gusto al sabor del pene. Puedes probar a hacer un camino de chocolate en tu pareja e ir lamiendo todo del cuerpo hasta llegar al pene.

Juguetes para mejorar la diversión

Algunas personas se olvidan de que el sexo oral no solo debe involucrar manos y boca, sino que también se pueden implementar juguetes eróticos. Los anillos vibratorios son el juguete ideal por excelencia.

¡Diversifica!

El tronco y el glande son dos de las partes más atractivas para el sexo oral, pero ¿Si sabes que existen más áreas erógenas? Algunas de estas son:

· Testículos: Los testículos son muy estimulantes para los hombres, aunque a la vez sensibles. Se pueden lamer o incluso chupar, siempre considerando que se trata de un área muy sensible.

· El perineo: Esta área se encuentra ubicada entre el escroto y el ano. Es una región que suele contar con muchos receptores sensoriales que podrás poner a prueba usando la lengua, dedos o con besos suaves.

· Ano: Para muchas personas con pene puede que la estimulación del ano resulte placentera. Podrías platicar con tu pareja para estimular esta área. Eso sí, asegúrate de comentarlo antes, de lo contrario, podrías tener la reacción contraria y apagar la pasión de un solo golpe.

Manos y boca

Una buena felación no se limita a usar las manos todo el tiempo, mucho menos a utilizar solamente la boca. Prueba a variar, a cambiar el ritmo, a soltar las manos o a estimular el tronco mientras succionas el glande. La clave está en estimular varias áreas a la vez.

Dominación

Los chicos son los machos alfa de la manada. Es por esto, que más de uno desea ser el dominante, aunque sea por unos minutos durante el sexo oral.

Deja que tu pareja tome el control por un tiempo y que sea el dominante. Esto le brindará mayor excitación.

Etiquetas: sexo oral felaciones

Comentario

Deje su comentario