Máscaras, cuerdas y esposas: placer ante el Bondage

Por: Equipo Sexshop Boudoir de: Juguetes de: Comentario: 0 visto: 400

Elementos para el placer: máscaras, cuerdas y esposas. Somete a tu pareja o deja que tu pareja te domine en la cama.

Uno de los aspectos más explotados para el placer es el dominio, del cual se vale principalmente el Bondage. Dominar o sentirse dominado, es algo que muy bien se puede desarrollar para obtener satisfacción en la intimidad.

Muchas personas pueden ver el uso de las máscaras, cuerdas y esposas, como elementos para generar dolo dentro de la práctica sexual. Sin embargo, esto se encuentra muy lejos de la realidad.

Se debe entender al Bondage, como una práctica sexual que se vale del uso de ataduras, que no se basa en generar dolor alguno. Su objetivo principal es generar placer mediante la dominación ejercida (activo) o el sentirse dominado (pasivo).

Una fantasía con la que te puedes desenvolver fácilmente para desarrollar aún más el erotismo en la intimidad.



Bondage

Este término proviene de la lengua francesa, en la cual tiene un significado de “esclavitud” o “cautiverio”. Esta frase se ha adaptado en los últimos tiempos para describir una práctica sexual con connotaciones parecidas al término principal.

No se trata, como puede creerse, de un sistema de daño u opresión alguno. Pues, se trata de una práctica erótica que consta simplemente en la inmovilización del cuerpo de una persona.

Para realizar la inmovilización con fines eróticos, nos podemos valer de ciertos recursos como máscaras, cuerdas y esposas. Con estos elementos se puede inmovilizar partes del cuerpo o la totalidad del mismo.

Estos mismos elementos se pueden asociar con otros de otras prácticas, como lo serían el uso de mordazas o vendas para los ojos.

En resumen, se recogen todos los elementos que puedan influir en la dominación sobre alguien más. El placer se da en dos sentidos, algunas personas disfrutan dominando (siendo activas), mientras hay otras que disfrutan de ser dominadas (siendo pasivas).

Sea como sea, el dominio y el poder juegan un papel importante en esta práctica sexual, donde se da rienda suelta a la fantasía. Puedes liberar la tensión mientras atas o te atan al placer.



Máscaras, cuerdas y esposas

Estos son los principales elementos usados para la dominación en la cama, es una cuestión donde el erotismo se relaciona con el misterio y el poder.

La identidad pasa a un segundo plano cuando lo que realmente importa es el placer que transmite el empoderamiento de la personalidad.

Para experimentar en este mundo, son estos tres elementos con los que debes contar para empezar. Ideal para toda pareja principiante que desee ingresar en el mundo del placer y el dominio.



Máscaras

En el erotismo es común encontrarnos con las máscaras y los antifaces, la identidad adquiere un nuevo valor, donde el misterio domina muchos aspectos.

Su funcionalidad en el mundo del sexo es variada, se trata de un elemento de adorno que desborda sensualidad. Con los antifaces se pueden obtener veladas propicias para la práctica sexual.

Se trata de un complemento bastante común en el Bondage, permiten generar múltiples personalidades. De igual forma, logra controlar el alcance de la visión, permitiendo de esta manera bloquear ciertos sentidos mientras se destacan otros.

Sin duda alguna, se trata de un elemento que permite el disfrute de una manera mucho más intensa.

Los antifaces o máscaras pueden albergar una gran variedad de diseños que ponen en manifiesto una buena cantidad de ideas, personajes o deseos.



Cuerdas

Las cuerdas representan el elemento ideal para la inmovilización, se trata de una las fantasías más deseadas. El permitir que nos aten o atar a otra persona, puede desencadenar un frenesí de explosión sexual.

Esta es una fantasía sexual frecuente, sin embargo, es algo que debe ser compartido. Por ello, tu pareja debe albergar el mismo deseo que tú, si existe duda solo se debe preguntar e iniciarse juntos en este ambiente de deseo y dominio.

Con relación a las cuerdas, se pueden encontrar en una buena variedad de materiales y diseños.

Una de las principales recomendaciones es la de adiestrarse en los mejores nudos y amarres, para que la práctica se convierta en un acto seguro. Del mismo modo, se debe proceder a la práctica con cuerdas ideales.

Lo ideal es el uso de cuerdas que sea amigables con nuestra piel, pues se entiende que el placer sólo debe provenir del dominio y no del dolor o la injuria.



Esposas

Dentro de las fantasías este es un elemento bastante común, inmovilizar con esposas resulta en todo un ambiente de acción y placer.

Se trata de un elemento bastante accesible, con diseños y modelos para todos los gustos y colores. Es ideal para centrarnos en los juegos de roles, y dar rienda suelta a nuestras fantasías.

El consentimiento es un tema a considerar, como en la mayoría de elementos. En realidad, para que el acto sexual se de en cualquier escenario, debe haber consentimiento absoluto, más si se relaciona con este tipo de prácticas.

Se trata de un juguete ampliamente usado, donde entra el juego el arte de la dominación. La intensidad y seriedad va por parte de los jugadores en el acto.

El mecanismo de seguridad debe conocerse ampliamente antes de usarlo, teniendo a la mano el juego de llaves correspondiente. Conociendo estos detalles, te encuentras en capacidad de esposar a tu pareja a la cama y comenzar la diversión y el éxtasis.



Consejos para hacer uso de máscaras, cuerdas y esposas para la fantasía

- La confianza y la comunicación son la clave, dos aspectos fundamentales para el libre desarrollo de nuestras fantasías.
   

- Conoce bien sobre la práctica, existen múltiples ayudas técnicas que te ayudarán a comenzar con lo básico de esta práctica.
   

- Escoge tu rol o posición, esto es lo principal, ¿qué te gustaría intentar más? ¿ser el activo o el pasivo en la situación?
   

- Permite la privación sensorial determinada, que promueva la exacerbación de otros.    
   

- Permítete jugar, la desinhibición es la clave para lograr generar una atmósfera apropiada de placer y diversión.

Con estos prácticos consejos, puedes empezar a hacer uso de máscaras, cuerdas y esposas.

Comentario

Deje su comentario